ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

domingo, 5 de febrero de 2017

Uno para cada mes


Para esta entrada he seleccionado tres relatos muy cortos incluidos en la obra “Cuentos escritos a máquina” de Gianni Rodari.

El italiano Rodari (1920-1980) fue maestro, divulgador de la nueva pedagogía en Italia, periodista y escritor especializado en literatura infantil y juvenil. En 1970 obtuvo el premio internacional Hans Christian Andersen, el más importante en literatura infantil, por el conjunto de su obra.

“Cuentos escritos a máquina” es una recopilación de veintiséis cuentos que Rodari publicó semanalmente en el diario “Paese Sera” desde agosto de 1972. Son historias sencillas, para todas las edades, que describen situaciones llenas de ironía, fantasía y un fino humor. Tienen como común denominador lo inesperado, el disparate, el absurdo… y, aunque no tienen moraleja, están repletas de valores y profundas ideas.

Uno de estos veintiséis relatos lleva por título “Uno para cada mes” y, como su nombre indica, consta de doce narraciones cortas. Como señalé al principio de la entrada, he seleccionado tres: la del mes de enero titulada “Los peces” , la de junio titulada “Las aves” y “Dialoguito”, la del mes de mayo, que, aunque muy, muy breve…encierra una gran verdad.


Los peces

—Ten cuidado —le dice el pez grande al pez chico—, eso es un anzuelo. No lo muerdas.

—¿Por qué? —pregunta el pez chico.

—Por dos razones —responde el pez gordo—. La primera es que si lo muerdes, te pescan, te rebozan en harina y te fríen en la sartén. Después te comen, con dos hojitas de lechuga de guarnición.

—¡Arrea! Muchas gracias. Me has salvado la vida. ¿Y la segunda razón?

—La segunda razón —dice el pez grande— es que te quiero comer yo.

Las aves

Conozco a un señor al que le gustan las aves. Todas: las de bosque, las de marisma, las de campo. Los cuervos, las aguzanieves, los colibríes. Las ánades, las fochas, los verderones, los faisanes. Las aves europeas, las aves africanas. Tiene una biblioteca entera sobre aves: tres mil volúmenes, muchos de ellos encuadernados en piel.

Adora instruirse sobre los usos y costumbres de las aves. Aprende que las cigüeñas, cuando bajan de norte a sur, recorren la línea España-Marruecos o la otra de Turquía-Siria-Egipto, para esquivar el Mediterráneo: les da mucho miedo. No siempre el camino más corto es el más seguro.

Hace años, lustros, decenios que mi conocido estudia las aves. Así sabe con exactitud cuándo pasan, se pone allí con su escopeta automática y ¡bang! ¡bang!, no falla una.

Dialoguito

—¿Qué espera de mí la gente?

—Que tú no esperes nada de ella.

Como podéis comprobar, Rodari es un gran maestro del relato corto.


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada