ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

martes, 21 de febrero de 2017

La sabiduría de Dios


El mulá Nasrudín estaba en su jardín sentado a la sombra de un nogal cercano al huerto. Fijó su mirada en una hermosa calabaza que sobresalía de su planta y observándola, musitó:

-Dios mío, no lo comprendo. Si tan sabio eres, ¿por qué no nacen pequeñas nueces en una planta y frutos grandes como las calabazas en árboles tan espléndidos como el nogal?

Y así estaba el mulá, perdido en sus reflexiones, cuando cayó una nuez golpeándole la cabeza. Entonces Nasrudín rectificó y dirigiéndose a Dios le dijo:

-Bueno, Señor, tal vez seas más sabio de lo que yo había creído. Si hubiera habido calabazas en el árbol y me cae una de ellas, me hubiera herido gravemente...


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE: