últimas entradas publicadas

miércoles, 28 de noviembre de 2018

¿Y si todo fuera un sueño?


Fuente: “El amor de tu vida” de Rut Nieves.

¿Y si estamos soñando, creyendo que estamos despiertos? ¿Y si todo esto es un sueño con sensaciones físicas? ¿Y si todo esto no está pasando realmente? Esta idea para nuestra mente parece una locura. No estamos capacitados para comprender esto. Pero ¿Y si fuera así? ¿Por qué nos tomamos todo tan en serio?

Si no vamos a estar en este mundo eternamente, ¿por qué damos tanta importancia a nuestras decisiones y a cosas que son temporales? Si no sabemos cuánto tiempo vamos a estar aquí, ¿por qué convertir la vida en un drama? ¿Por qué no tomarnos la vida como un juego?

Desdramatiza, relativiza, quítale importancia a lo que te sucede. Lo que ves es solo un escenario que cambiará en la medida que cambies tu forma de ver tu vida y de verte a ti mismo. De hecho, cuando deseamos salirnos de los programas mentales que nos dominan, el camino más fácil es tomarnos la vida como si fuera un juego o un sueño: probamos a hacer las cosas de manera diferente, dejamos de hacer lo que hacemos habitualmente y empezamos a introducir pequeños cambios en nuestra vida.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Deja de dramatizar
- Las quejas automáticas
- Optimismo vital

viernes, 23 de noviembre de 2018

La madurez espiritual

"Cuando el sabio lo es de verdad, lo es para todo el mundo y para todas las épocas."



Yalal ad-Din Muhammad Balkhi, conocido como Rumi, nació en la antigua Persia (actual Afganistán) en el siglo XIII. Es uno de los principales sabios y poetas místicos del sufismo. Después de su muerte, sus seguidores fundaron la orden sufí de los Derviches giradores.

Sus poemas han sido ampliamente traducidos y desde las últimas décadas del siglo XX, Rumi es percibido en Occidente como una de las figuras literarias y espirituales más importantes de todos los tiempos.

Rumi escribió numerosas composiciones poéticas entre las que destaca el "Masnavi", una de las principales obras de la poesía mística universal. Es una colección de preceptos éticos, acerca de la condición humana, de gran calidad literaria y de profunda espiritualidad, recopilados en seis volúmenes venerados por los fieles sufís.


Uno de los textos más difundidos del maestro Rumi, nos habla de cuándo se consigue la madurez espiritual aclarándonos, así, en qué consiste y qué hemos de hacer para conseguirla.

¿Cuándo se alcanza la madurez espiritual?

✤ Cuando dejamos de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos.

✤ Cuando aceptamos a las personas como son.

✤ Cuando entendemos que todos aciertan según su propia perspectiva.

✤ Cuando se aprende a “dejar ir”.

✤ Cuando damos por el placer de dar sin esperar nada a cambio.

✤ Cuando no necesitamos demostrar al mundo lo inteligente que somos.

✤ Cuando dejamos de buscar la aprobación de otras personas.

✤ Cuando dejamos de compararnos con los demás.

✤ Cuando lo que hacemos, lo hacemos buscando nuestra paz interior.

✤ Cuando conseguimos estar en paz con nosotros mismos.

✤ Cuando somos capaces de distinguir entre “necesidad” y “querer” y somos capaces de renunciar a lo que no necesitamos.

✤ Cuando dejamos de hacer depender nuestra “felicidad” de las cosas materiales.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Crecer en madurez
- Crecer por dentro
- El camino de la realización personal
- La madurez personal

domingo, 18 de noviembre de 2018

El estanque y la luna


Fuente: “50 cuentos para aprender a meditar” de Manuel Fernández Muñoz.

Paseaba un sacerdote con decenas de libros sagrados debajo del brazo cuando tropezó con un sadhu (asceta hindú) que contemplaba absorto el fondo de un estanque.

—¿Qué haces ahí, anciano? —le preguntó.

—Estoy esperando a ver si emerge la luna que se esconde en el fondo del estanque —contestó el sadhu.

—¡Viejo loco! —gritó el sacerdote—. Si te hubieras tomado la molestia de levantar la cabeza, habrías descubierto que realmente las estrellas y la luna están en el cielo, no en esa charca.

—¡Ay amigo! —dijo el sadhu—. Y si tú te hubieras tomado la molestia de mirar en tu interior no tendrías que andar por ahí buscando a Dios en ningún libro.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- A su imagen y semejanza - Buscando la felicidad escondida - Buscar en lugar equivocado - El ciervo almizclero - El germen divino - El lápiz de sándalo - El reflejo de la vida - Enmienda las escrituras

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Atrapado por el Gordo: "22 otra vez"

Anuncio de la Lotería de Navidad 2018.


Hoy, miércoles 14 de noviembre, se ha dado a conocer el anuncio de la campaña publicitaria de la Lotería de Navidad que, en esta ocasión, ha sido encargada a la agencia Contrapunto BBDO. El lema de la campaña sigue siendo, como en otros años, "El mayor premio es compartirlo". El anuncio, titulado "22 otra vez", está inspirado en la película "Atrapado en el tiempo" ("El Día de la Marmota") de Harold Ramis y ha sido dirigido, en clave de emotiva comedia, por Javier Ruiz Caldera.

Juan (interpretado por el actor Luis Bermejo), el protagonista de la historia, es un cerrajero egoísta y solitario que se queda atrapado en el día 22 de diciembre, día del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad, entrando en un bucle temporal en el que le toca "el Gordo" una y otra vez. Juan aprovecha esta circunstancia y cada vez se va quedando con más décimos, pero, al final, como vive su suerte en solitario, termina hartándose de que le toque una y otra vez la lotería.

Solo cuando cambia de actitud y decide compartir el décimo que lleva en el bolsillo con una joven que ha olvidado comprar lotería, logra, a través de la solidaridad, romper el maleficio, salir de su bucle y volver a disfrutar de la alegría de compartir un premio de la Lotería de Navidad.

¡Por fin es 23 de diciembre en casa de Juan!




ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- La fábrica de sueños. Lotería de Navidad 2011 - Cazadores de sueños. Lotería de Navidad 2012 - Pon tus sueños a jugar. Lotería de Navidad 2013 - El mayor premio es compartirlo. Lotería de Navidad 2014 - La fábrica de maniquíes. Lotería de Navidad 2015 - 21 de diciembre. Lotería de Navidad 2016 - Un extraterrestre cuento de Navidad. Lotería de Navidad 2017

viernes, 9 de noviembre de 2018

Una manera de adquirir hábitos


Fuente: “Vivir la vida con sentido” de Víctor Küppers.

Hay un gran truco para configurar los hábitos de tu carácter: “Haz como si… hasta que lo seas”. Así de simple. Así de complicado.

¿Quieres ser amable? Ve por la vida como si fueras la persona más amable del mundo, sé amable con cada persona con la que entres en contacto y, al final, serás una persona muy amable.

¿Quieres aprender a escuchar? Actúa como si fueras la persona que mejor escucha. No serás la persona que mejor escucha del planeta, pero sí aprenderás a escuchar de la mejor manera que tú puedes hacerlo.

Puedes pensar que es una manera muy artificial de adquirir un hábito, que no es natural porque te fuerzas a actuar.

En cierta medida es así, pero cualquier aprendizaje requiere una práctica consciente, hasta que dejas de pensar en ello y forma parte de ti, hasta que se convierte en un hábito.

Cuando juegas al tenis las primeras veces, piensas cómo poner la raqueta, pero cuando llevas mucho tiempo jugando, ya no tienes que pensarlo. Igual sucede cuando aprendes a conducir, a tocar un instrumento, etc. Así se adquieren los hábitos.

“Haz como si… hasta que lo seas”.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- El cambio de paradigma

domingo, 4 de noviembre de 2018

El conejo miedoso

Cuento para niños y no tan niños.

Más vale pájaro en mano que ciento volando... ¡Cuántas veces nos puede la ambición!



Fuente: “Zapatos de fuego y sandalias de viento” de Úrsula Wölfel.

Había una vez un conejo que siempre tenía miedo. Un conejo miedoso que se asustaba durante el día porque había mucha luz, y durante la noche a causa de la oscuridad. El zorro estuvo a punto de atraparlo una vez, y en otra ocasión lo persiguió un búho, por lo que apenas se atrevía a salir de la madriguera.

Pero una noche, como tenía mucha hambre, se aventuró hasta el lindero del bosque y se metió en un campo de tréboles. De pronto se llevó un susto enorme... vio una gran lechuza posada sobre la rama de un árbol y se dio cuenta de que le estaba mirando con sus ojos verdosos y brillantes.

—Me alegro mucho de que hayas venido, querido conejito –dijo la lechuza con amabilidad, y añadió—: ¡No sabes cuántas ganas tengo de comerte conejito!

El conejo se acurrucó entre los árboles y apenas podía moverse, a causa del gran miedo que sentía y que agarrotaba sus patitas.

Pero cuando volvió a levantar la vista hacia el lugar donde le acechaba, vio las estrellas que brillaban en el cielo, sobre el bosque.

—Mi querida señora lechuza... —murmuró con voz trémula—. Estoy muy flaco... ¿Acaso no preferiría unas palomas para la cena? Si se molesta en levantar la cabeza verá siete palomas cruzando el cielo.

—¿Por dónde? —gruñó la lechuza mientras alargaba el cuello.

El conejito señaló hacia siete hermosas estrellas que estaban muy cerca unas de otras.

La estúpida lechuza se relamió mientras pensaba: “¡Tengo que cogerlas!” Comenzó a volar hacia arriba, mientras que el conejito volvía corriendo al bosque y se metía en su madriguera, donde se encontró seguro.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- El diamante
- El oro del avaro