últimas entradas publicadas

miércoles, 29 de mayo de 2019

No tires la toalla

Fuente: “Tus tres superpoderes” de Mario Alonso Puig .


Todos tenemos una inteligencia, una creatividad, una memoria y una capacidad de aprendizaje que son muy superiores a las que experimentamos habitualmente. Estos recursos internos solo afloran en esos momentos en los que nos negamos a abandonar, a “tirar la toalla”.

Hay momentos en los tenemos la sensación de que ya no podemos más y es manifiesto el agotamiento. En esos momentos parece lógico darse por vencido y abandonar porque se da por cierto que se ha hecho todo lo que se podía hacer y se ha logrado todo lo que se podía lograr.

En este punto, sobre todo si tenemos una escapatoria fácil, nuestro cerebro nunca buscará una solución. La mente, cuando actúa en nuestra contra, es capaz de bloquearlo todo, desde la energía de la que disponemos hasta la capacidad de entender, aprender y recordar. Nos hace sentirnos perdidos, asustados, impotentes y frustrados. Esta mente disfuncional hace que hallemos con facilidad las razones y justificaciones para salir de ese “infierno en el que estamos”.

Evidentemente, tenemos que gestionar nuestros niveles de energía y tendremos que buscar episodios de descanso y recuperación, pero no podemos dejarnos dominar por esos archivos mentales que hacen que abandonemos y demos por hecho que hasta aquí hemos llegado.

No es fácil, pero es precisamente en esos momentos cuando tenemos que tirar de la fuerza de voluntad y de todo lo que se tenga. Si somos capaces de mantener nuestra confianza, determinación y persistencia y no estamos dispuestos a abandonar, emergerán nuestros verdaderos recursos: nuestra inteligencia y creatividad y, de forma sorprendente, aparecerá una nueva energía que nos permitirá actuar donde antes éramos incapaces de hacerlo.

Cuando no podemos más es cuando más tenemos que poder porque si seguimos adelante, acabamos pudiendo.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- El poder de la actitud - El poder de las pequeñas acciones - El poder del pensamiento - El poder está en tu interior - El poder de regeneración - La fuerza del desánimo - La noche oscura del alma - La vida es bella a pesar de los pesares

viernes, 24 de mayo de 2019

Enseñar con el ejemplo (II)

Fuente: “El libro del amor” de Ramiro A. Calle.


Un conductor borracho perdió el control de su automóvil y se precipitó por un barranco. Varias personas acudieron tan pronto como pudieron a auxiliarle.

El hombre tenía algunas magulladuras, pero nada serio. Uno de los que le ayudaron a salir del automóvil comprobó que estaba muy borracho y le dijo:

—Pero ¿acaso no ha leído usted el fenomenal y célebre libro del señor Gupta sobre los efectos perniciosos del alcohol?

Y el conductor, sin dejar de hipar, farfulló:

—Ese tal Grupta soy yo.

A casi todos nos gusta enseñar: ejercemos como médicos sin serlo, como sagaces consejeros cuando nuestra mente está ofuscada, como guías ciegos que conducen a otros ciegos, como educadores sin saber nada de educación…

El mejor maestro no es el que dice lo que hay que hacer, sino que es quien lo hace; no es el que aconseja, sino el que demuestra; no es el que exige, sino el que sugiere. Brilla por su propia conducta y no por sus palabras. Ese maestro merece respeto y cariño.



ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Enseñar con el ejemplo
- Los niños y niñas imitan lo que ellos hacen

domingo, 19 de mayo de 2019

Instante sagrado

Siempre he pensado que debemos tener a Dios, que es todo imaginación (observad que en el universo nada se repite), más aburrido que una ostra con nuestros rezos impersonales, repetitivos y machacones.

Dios nos reclama susurrando… Cuando nos esforzamos por conseguir conectar con la “la chispa” divina que nos habita brota, en un instante sagrado, una luz y una fuerza que nos vivifica y que son la respuesta que Dios da a nuestras oraciones.



Paulo Coelho incluye en su libro “Como el río que fluye”, una oración que había publicado, a principios de la década de los ochenta, en la contracubierta de un libro de poesía. Según el autor, después de todo ese tiempo, la oración, ya olvidada, volvió hasta él de forma misteriosa, pues un amigo, caminando por las calles de São Paulo, le dio un folleto titulado “Instante sagrado” en cuyo reverso aparecía escrita.

Esta es la oración:

«Señor, protege nuestras dudas, pues la Duda es una forma de rezo. Ella es la que nos hace crecer, porque nos obliga a mirar sin miedo las muchas respuestas a una misma pregunta, y, para que eso sea posible,

Señor, protege nuestras decisiones, pues la Decisión es una forma de rezar. Danos valor para ser capaces, después de dudar, de elegir entre un camino y otro. Que nuestro sí sea siempre un sí y que nuestro NO sea siempre un NO, que, una vez elegido el camino, nunca miremos atrás ni dejemos que nuestra alma sea roída por el remordimiento y, para que eso sea posible,

Señor, protege nuestras acciones, porque la Acción es una forma de rezar. Haz que el pan nuestro de cada día sea fruto de lo mejor que llevamos dentro de nosotros mismos, que podamos, mediante el trabajo y la Acción, compartir un poco del amor que recibimos, y, para que eso sea posible,

Señor, protege nuestros sueños, porque el Sueño es una forma de rezar. Haz que, independientemente de nuestra edad o nuestras circunstancias, seamos capaces de mantener encendida en el corazón la llama sagrada de la esperanza y la perseverancia y, para que eso sea posible,

Señor, danos siempre entusiasmo, porque el Entusiasmo es una forma de rezar. Él es el que nos vincula con el Cielo y la Tierra, con los hombres y los niños, y nos dice que el deseo es importante y merece nuestro esfuerzo. Él es el que nos dice que todo es posible, siempre que estemos totalmente comprometidos con lo que hacemos, y, para que eso sea posible,

Señor, protégenos, porque la Vida es la única forma que tenemos de manifestar Tu milagro. Que la tierra siga transformando la semilla en trigo, que sigamos transmutando el trigo en pan. Y eso solo es posible, si tenemos Amor: por lo tanto, nunca nos dejes en la soledad. Danos siempre tu compañía, y la compañía de los hombres y mujeres que abrigan dudas, actúan, sueñan, se entusiasman y viven como si todos los días estuvieran totalmente dedicados a Tu gloria.

Amén.»


Paulo Coelho nos anima a que escribamos nuestra propia oración, en la que pidamos para nosotros mismos y para los demás lo que consideremos más importante. De este modo, insuflaremos una vibración positiva a nuestro corazón y contagiará todo lo que nos rodea.


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Buscar en lugar equivocado  - Cambiar yo para que cambie el mundo - Dios no necesita intermediarios - Dónde encontrarse con Dios - El toro enfurecido  - Estoy ahí fuera - Peregrinar al propio corazón - Plegaria del intelectual - Quiero ver a Dios

miércoles, 15 de mayo de 2019

El esclavo


Fuente: “50 cuentos para aprender a meditar” de Manuel Fernández Muñoz.

En cierta ocasión se acercó un hombre rico a un monasterio de la India y pidió permiso para pasar un tiempo allí. Sin embargo, el abad, viendo que era alguien muy poderoso, le advirtió: “Mira, aquí somos hombres libres y nada nos esclaviza. Si quieres estar con nosotros, deberás ser como nosotros. De lo contrario, tendrás que marcharte para seguir sirviendo a tu señor”.

El hombre, visiblemente desconcertado, se atrevió a decir: “Maestro, yo pertenezco a la casta más alta. No soy esclavo de nadie, ni soy un paria. ¡Le puedo asegurar que soy un hombre libre!”

El abad, encogiéndose de hombros, le dio permiso para quedarse. Sin embargo, cuando el hombre vio los dormitorios donde vivían los monjes, comenzó a refunfuñar. Más tarde, cuando vio lo que comían, se echó las manos a la cabeza. Y finalmente, cuando descubrió que había que madrugar todos los días para realizar largas sesiones de meditación, no pudo más y se fue a ver al Maestro para quejarse.

“Ya te advertí que aquí solo aceptamos hombres y mujeres libres”, le contestó el abad. “La libertad no es haber nacido en una casta alta, sino estar emancipados del deseo de tener siempre sensaciones agradables, de rodearnos de cosas agradables y de ansiar comodidades. Todo lo que tú posees, en realidad te posee a ti porque ya no sabes vivir sin eso. Por tanto, aunque no te hayas dado cuenta, te has convertido en un esclavo de tu forma de vida”.


ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Abandona tu nada - Diógenes - Diógenes (II) - El apego - La corneja

viernes, 10 de mayo de 2019

Vivir es elegir

Fuente: “365 citas contigo” de Laura Chica.


En la vida, nada es de una única manera y siempre podemos elegir. Estamos eligiendo a cada instante, en cada acción, en cada decisión. Elegir es el precio que pagamos por ser libres. A veces nos cuesta tomar decisiones, porque sabemos que elegir es descartar.

Siempre estás eligiendo. Siempre hay una posibilidad. Por eso, elige la posibilidad.

Elegir la posibilidad es elegir la oportunidad de dar un paso, de hacer algo frente al desánimo del no hay nada que hacer, sabiendo que tienes en tus manos el poder de elegir qué mirar, qué sentir, qué vivir. Donde pongas la mirada estarás enfocando tu atención y energía. Elige la opción que te permita avanzar.

Vivir es elegir. La clave está en que esas decisiones y elecciones te lleven a donde quieres ir. Para saber si estás en el camino correcto, puedes preguntarte: ¿me acerca a mi sueño lo que estoy eligiendo?


ALGUNAS ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- No decidir es también decidir 
- Tú decides
- Tú eliges

domingo, 5 de mayo de 2019

El sentido del humor

"El sentido del humor es una de las grandes creaciones de la inteligencia, capaz de resolver envenenados problemas de convivencia".
José Antonio Marina



Fuente: “Deja de quejarte y libérate” de Brenda Barnaby.

El humor es una herramienta de gran eficacia porque promueve la tolerancia, el buen talante y produce grandes cantidades de energía positiva y renovadora.

Gracias al humor, muchas situaciones, aparentemente complicadas, pueden verse de otro modo, con otra perspectiva, con lo cual, pierden ese aspecto de terribles y adquieren una nueva apariencia, más jovial, tranquila y hasta divertida.

Es una forma de revelar lo tonto o absurdo de lo que consideramos serio. Se trata de una bella forma de enfrentar los avatares de la vida, sin temor, con poder, con confianza en nosotros mismos y sobre todo con un ánimo divertido y distendido. Platón afirmaba que una buena broma solía ayudar cuando la seriedad oponía resistencia.

¿Cuántas veces nos reímos al día? ¿Festejamos una buena broma? ¿Tomamos de manera cómica algunas cuestiones que pueden parecer complejas? Jamás hay que olvidar que el humor tiene el poder de sanar, de curar heridas, de hacernos sentir más despreocupados y livianos.

La risa aparece como un lazo que une personas, acorta distancias, lima asperezas y afloja tensiones. Sonreír y encontrar humor donde muchas veces no lo hay, promueve la amistad y la concordia.

Todos los días, sin excepción, debemos hallar un motivo para reír y brindar sonrisas. Un día sin haber vivido con alegría es un día perdido. La vida es para festejar, para divertirse, brindar, amar y ayudar, no para sufrir y estar amargados.

"Cuando te ríes de algo que te ha molestado, ya no tiene poder sobre ti. El sentido del humor es es sentido más elevado que tenemos".
Eric Rolf



ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- La alegría compartida - La alegría, una forma de entender el camino - Los beneficios de la risa - Optimismo y sentido del humor - Poner palabras al sentido del humor - Reivindicar la alegría - Sonreír con el rabillo del ojo