ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

viernes, 19 de julio de 2013

La hiena que no sabía reír

Fuente: "Cuentos de intriga de la hormiga Miga". Emili Teixidor.


Cuando la hiena se puso a reír, la jungla entera se asustó.

- ¿De qué se ríe? - se preguntaban los animales y los humanos.

Era raro que una bestia tan cruel como la hiena, que tenía fama de no sentir nunca piedad de nadie, se atreviera a reír con aquellas risotadas secas que parecían toses.

El perro era el que se mostraba más enojado, porque todo el mundo decía que la hiena se le parecía.

- Quizá se me parezca en el aspecto externo, pero por dentro yo soy muy distinto - protestaba el perro. Yo puedo ser fiel, buen compañero y compasivo.

Hasta que descubrieron que la hiena no se reía, solo imitaba la risa de los demás.

Ya lo entiendo - dijo el perro - la hiena no sabe qué es la alegría y no entiende que muchas veces la alegría es silenciosa.

- Por eso cuando se ríe da miedo - añadió el ruiseñor - porque es una risa triste. No sabe que antes de reírse hay que descubrir la alegría.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada