últimas entradas publicadas

jueves, 5 de octubre de 2017

A su imagen y semejanza

Fuentes:
“Pensamientos cotidianos” de Omraam Mikaël Aïvanhov.
“El día del relámpago” de J.J. Benítez.


La creación de Adán (detalle). Miguel Ángel. Capilla Sixtina. Roma. Ciudad del Vaticano.

En el libro del Génesis está escrito que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza. “Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”…

Judíos y cristianos llevamos citando durante siglos este versículo, pero no profundizamos en el significado de esta revelación y continuamos quejándonos de no recibir respuesta a nuestras oraciones.

Decir que Dios nos creó a su imagen, significa que introdujo en nosotros una quintaesencia de Él mismo, de la misma luz, de la misma pureza, del mismo poder…

Él nos habita y nos reclama susurrando…

Cuando descubrimos que estamos habitados por Dios, los esfuerzos que hacemos por conseguir conectar con “la chispa” divina, hace brotar una luz y una fuerza que nos vivifica y que son la respuesta que Dios da a nuestras oraciones.


ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Buscando la felicidad escondida - Buscar en lugar equivocado - Corazón de cebolla - El canto del jilguero - El ciervo almizclero - El estanque y la luna - El germen divino - El lápiz de sándalo - El reflejo de la vida - Enmienda las escrituras - La búsqueda del asno

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada