últimas entradas publicadas

miércoles, 11 de octubre de 2017

Gestionar los cambios

Fuente: "Nudos mentales" de Bernardo Stamateas.


Cada uno de nosotros ve la realidad desde su paradigma. Un paradigma es una estructura mental formada por pensamientos, argumentos y razones, que nos lleva a actuar de la manera que actuamos, a pensar que el mundo es de determinada manera. Ese paradigma nos genera una zona conocida, o de “confort”, de la cual no queremos salir, porque eso implica entrar en una zona de ansiedad.

Hay personas que siempre dicen que no a cualquier propuesta y responden “no se puede”, “es muy complicado”, etc. Suelen ser personas conservadoras, temerosas de los cambios, a las que les asusta la innovación. También puede tratarse de personas que no tiene motivación más allá de lo que hacen, no quieren comprometerse y evitan toda exigencia.

Sin embargo, en nuestra vida se producen crisis que implican que se produzcan inexorablemente cambios. Generalmente, nos resistimos a esos cambios y, por eso, no logramos administrarlos.

Todo cambia, toda la vida se compone de cambios. Deberíamos, por tanto, de gestionar los mejores cambios en nuestra vida.

Lo primero que tenemos que aprender es a aceptar que las cosas jamás van a volver a ser como eran ni a funcionar igual que antes. La gran ilusión de toda crisis es querer volver las cosas atrás y recuperar lo que era, pero eso, además de ser imposible, no sirve. No debemos aferrarnos al pasado.

Conservar las cosas como estaban solo logrará prolongar la crisis. Un ejemplo típico de esto es el caso de las parejas que se pelean y se arreglan, hasta que vuelven a pelearse para volverse a arreglar. Intentan recomponer lo que eran en vez de aceptar el cambio y empezar a funcionar de otro modo distinto. Parecen no darse cuenta de que si las cosas hubieran funcionado bien del modo en que estaban, no se habría producido una crisis.

Poner parches no sirve, no nos cambia la situación. La única manera de atravesar una crisis es ir adelante, aprender a funcionar de un modo nuevo, distinto. Solo si abandonamos viejas ideas podremos avanzar. Tenemos que construir en un nuevo escenario, ya sea en el ámbito de pareja, laboral, financiero, etc.

No debemos tenerle miedo a la crisis, ya que nos permite crecer. El primer cambio es el más difícil, el segundo es más sencillo… Un pequeño cambio trae tras de sí una catarata de cambios.


ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- El cambio de paradigma
- El cambio y la teoría del caos

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada