últimas entradas publicadas

martes, 5 de diciembre de 2017

Cosechamos lo que sembramos

Fuente: “Pensamientos cotidianos” de Omraam Mikhaël Aïvanhov.


Un labrador tiene diferentes semillas; las siembra y sin miedo a equivocarse puede decir: aquí habrá lechugas, allí rábanos, etc. Se trata de un saber basado en el estudio y la experiencia.

En nuestras creencias, muchos somos como campesinos que esperamos cosechar sin haber sembrado nada, o sembramos semillas de zanahorias y pensamos que vamos a cosechar puerros. Esperamos cosas imposibles, porque no tenemos ni saber ni experiencia.

No hay que hacerse ilusiones: solo cosechamos lo que hemos sembrado. Si tenemos fracasos en lugar de los éxitos que esperábamos, es porque no hemos sembrado nada, o porque no hemos sabido sembrar las buenas semillas. Esto se verifica en todos los ámbitos, también en el espiritual. Por eso, Jesús utilizó varias veces la imagen del sembrador...


ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Hay que sembrar
- La generosidad interesada
- La ley de la siembra

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada