ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

martes, 12 de octubre de 2010

Es una barbaridad decir siempre todo lo que pensamos

Fuente: "La inutilidad del sufrimiento" de Mª Jesús Álava.


Expresar "todo" lo que pensamos es uno de los hábitos que más nos cuesta corregir cuando lo tenemos arraigado en nuestra forma de ser.

Cuando tenemos asimilado que decir todo lo que pensamos va unido a conceptos como sinceridad, nobleza, honestidad, transparencia..., cuesta entender y asumir que esa premisa no responde a la realidad.

¡Cuidado! no estamos diciendo que hay que ser hipócritas y falsos. No. Decimos que hay que actuar racionalmente y utilizar la inteligencia emocional.

¿Cuántas veces hemos visto cómo algunas personas han sufrido ante los comentarios "sin barrera" de otras personas? En muchas ocasiones estas expresiones, lejos de ser un ejemplo de sinceridad, simplemente son una demostración de insensibilidad y hasta de crueldad.

Hace poco presencié cómo una persona había hundido a otra con un comentario que, según la que lo había realizado estaba lleno de sinceridad y buena intención. La aludida, la verdad, estaba ya muy "justita" de fuerzas cuando escuchó y recibió esa "ráfaga mortal" que le había dirigido la interlocutora que se consideraba en posesión de la verdad y que debía pensar que su obligación era "abrir los ojos" a los idiotas que no sabían ver más allá de sus narices.

Desde el punto de vista psicológico este proceder es erróneo y grave.

- ¡Yo no puedo dejar de decir lo que pienso! suelen decir este tipo de personas.

Bien, pues no vendría mal que empezaran a entrenarse porque los demás no tienen culpa de ese hábito que tienen tan arraigado y que a esas personas les hará sentirse muy bien, porque creen que eso es lo que deben hacer, pero ese bienestar suyo va en consonancia con el sufrimiento que provocan en el otro y no parece justo machacar a los que les rodean.

Resulta difícil quitar este hábito pero se puede conseguir si previamente estamos convencidos de que decir siempre lo que pensamos es una barbaridad.

¿Hay que mentir entonces? ¿tenemos que ser cínicos e hipócritas? No.

Hemos de ser sensibles y humanos y se puede conseguir sin herir y sin expresar inútilmente lo que pensamos ¿o...es que creemos que la humanidad se parará si no escuchan nuestros sabios pensamientos? ¿sólo nosotros estamos en posesión de la verdad? y aunque así fuera ¿en nombre de esa supuesta verdad se justifica el sufrimiento inútil del ser humano?

Podríamos empezar a cambiar ese concepto de "expresar todo lo que pensamos" por "hagamos todo lo que podamos" para que nosotros/as y las personas que nos rodean nos encontremos en la mejor de las disposiciones y podamos salvar los obstáculos que se nos presenten en el camino de nuestras vidas.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada