ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

domingo, 9 de agosto de 2015

Pon tus sueños a trabajar

Fuente: “Una mochila para el universo” de Elsa Punset.


Dormir es necesario para sobrevivir físicamente (si no dormimos nos morimos) y puede ser, además, muy útil para solucionar algunos problemas. Cuando dormimos, soñamos, es decir, el cerebro sigue centrado en lo mismo que nos preocupa cuando estamos despiertos, pero en un estado de conciencia diferente. Por ello, cuando soñamos, podemos descubrir cosas de las que no nos damos cuenta cuando estamos despiertos.

Muchas veces los sueños nos parecen extraños; ello es debido a que, cuando soñamos, se activan áreas del cerebro relacionadas con las emociones profundas, con las imágenes visuales y con el movimiento y, en cambio, se ralentizan áreas del cerebro relacionadas con la lógica o con lo socialmente apropiado.

En los años noventa, se empezó a comprobar que soñar sirve para aprender y para mejorar la memoria. Actualmente, cada vez hay más evidencias de que soñando podemos encontrar soluciones o pistas para resolver nuestros problemas y dilemas.

A través de la intuición y de los sueños, el cerebro puede acceder a pensamientos que nuestra mente inconsciente sabe, pero de los que no nos hemos dado cuenta conscientemente, y que pueden resultarnos útiles.

Cuando soñamos, no nos limitan tanto los factores lógicos y familiares; vemos imágenes y asociamos ideas de una forma distinta a la lógica del día a día y eso, precisamente, puede hacernos más creativos.

Músicos como Beethoven o Paul McCarney cuentan cómo se han despertado con canciones en sus cabezas. La escritora Mary Shelley creó mientras soñaba el personaje de Frankenstein. El científico Mendeleyev, vislumbró la famosa tabla periódica cuando estaba dormido. El químico Friedrich August Kekulé imaginó, y más tarde comprobó, la estructura del benceno a raíz de un sueño.

Hay una técnica muy sencilla llamada “incubación de sueños” según la cual, si pensamos en determinados problemas o dilemas antes de dormir, tendremos más posibilidades de encontrar una solución.

Como señalo en la entrada “Historia de un sueño”, creo que los sueños, además de resultar vitales para la regeneración del organismo, constituyen un canal entre los hombres y otras dimensiones desconocidas... A través de los sueños se pasa información, se comunican cosas…

Hace tiempo que estoy aprendiendo a saber “escuchar” a mi intuición y a sacarle partido a mis sueños. Confío y me dejo… Nunca termino de asombrarme y en tal manera, que ya apenas hablo de ello. Creo que pensarían que estoy perdiendo la cabeza…


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


1 comentario