ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

miércoles, 11 de mayo de 2011

Invención de trastornos de la personalidad


“Etiquetas psiquiátricas de trastornos inventados” es un spot de la Citizens Commission on Human Rights (CCHR) que denuncia el hecho de que a millones de niños/as se les han aplicado etiquetas psiquiátricas por un comportamiento infantil normal y se les han prescrito drogas psiquiátricas que alteran su mente y son potencialmente letales.

La Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos se formó en 1969 como un comité de vigilancia para investigar y exponer las violaciones en el campo de la salud mental. Trabaja junto a muchos profesionales médicos y científicos que han tomado una postura contra el modelo biológico/drogas "de enfermedad" que continuamente es promovido por la industria psiquiátrico-farmacéutica.

20 millones de niños/as y adolescentes han sido etiquetados con "trastornos mentales" que se basan únicamente en una lista de comportamientos. No hay escáneres cerebrales, radiografías, pruebas genéticas o de la sangre que pueden demostrar que son "enfermos mentales". Sin embargo, están tomando drogas psiquiátricas cuando no hay ninguna base científica para estos tratamientos. Ni a los padres, ni a los legisladores, ni al público en general se les informa de los riesgos.

En las últimas décadas los psicólogos y psiquiatras se han sacado de la manga cientos de trastornos de la personalidad que anteriormente eran simplemente características humanas. Todo esto ha llevado a etiquetar como trastorno o enfermedad mental toda conducta factible de ser definida como tal, en la medida en que se aleja de la idea de “normalidad”. Es como si la psicología moderna fuera una de las mayores "armas" actuales a favor de la uniformización de la sociedad.

El mundo actual de la psicología y la psiquiatría dispone de todas las clasificaciones posibles para que nadie, absolutamente nadie, pueda escapar a un diagnóstico "profesional". Así, el extremadamente extrovertido será un ser dependiente o un maníaco-depresivo, el genio será un esquizofrénico, el sensible alguien con fobia social...

Un genio o un ser sensible no son elementos productores de un beneficio directo, sin embargo, un fóbico social o un esquizofrénico puede ser convertido en un cliente fiel si el psicólogo, el psiquiatra y el farmacéutico “conciencian” a ese pobre sujeto de que lo suyo no es una ventaja, sino un lastre, que no puede hacerlo solo, que necesita pastillas, que necesita apoyo, que su vida no es normal, que una vida normal es mucho más atractiva...

Realmente, ¿cómo sería nuestra vida si aceptáramos lo que somos? Uno podría aceptar que es sensible y por tanto entender que quizá lo que más le divierte no es emborracharse un viernes en una discoteca, sino escribir poesía o tocar la guitarra. Otro puede entender que su esquizofrenia no es tal, sino que su mente funciona de un modo diferente, de un modo que le permite observar el mundo desde una perspectiva nueva, más interesante.

Mientras nuestra actitud no haga daño a nadie ¿realmente es un problema? ¿y por qué lo es?


El CCHR ha creado una base de datos en línea, única en su clase y de fácil acceso, sobre drogas psiquiátricas, que contiene todas las advertencias y estudios internacionales sobre estos fármacos. Se puede buscar por medicamentos, como Ritalin, Adderall, Prozac, Zoloft, Seroquel (cualquier marca de medicamento), o por clase de fármaco, tales como antidepresivos, antipsicóticos o estimulantes.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada