ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

viernes, 28 de noviembre de 2014

Los catálogos de juguetes


Cómo nos enseñan a ser niños o niñas con los juguetes.

Cada año por estas fechas proliferan los catálogos de juguetes por todo el territorio español. Simplemente con hojearlos comprobaremos que todos, de forma más o menos explícita, contradicen el principio de “no discriminación por razón de sexo” que, se supone, inspira nuestro marco jurídico y social. Fijaos en los textos, en la distribución de imágenes de niños y niñas, la utilización del estilo (color, composición, tipografías…), la maquetación… Son prácticas publicitarias discriminatorias que no cumplen la legislación vigente y ninguna institución competente hace nada al respecto.

Los juguetes son elementos esenciales en la socialización de género, es decir, en el proceso por el cual aprendemos a pensar, sentir y comportamos como hombres o como mujeres según las normas, creencias y valores que cada cultura y cada época asigna a unas y a otros. Dicho de forma más sencilla: a través de los juguetes nos enseñan a ser niñas y niños y cuáles son los papeles que la sociedad espera que desempeñemos.

Los roles de “género” son construcciones culturales. Por tanto, si no nos gustan, se pueden cambiar y “desaprenderse”.

Los juguetes no tienen sexo, no son masculinos ni femeninos. Lo mismo que muchos padres se encargan del cuidado de los bebés y muchas madres trabajan en profesiones que hasta hace poco eran típicas de hombres, las niñas no tienen que jugar solo con muñecas y los niños con guerreros…

Hace algunos años hice una propuesta para que los niños y niñas de Educación Infantil del que por entonces era mi colegio, eligieran sus juguetes conforme a sus propias inclinaciones, gustos y aficiones, sin la influencia de la publicidad u otras presiones.

Para ello construí un sencillo y "casero" catálogo en el que los juguetes están agrupados, según sus características, en sensoriales, manipulativos, motores, de construcción, simbólicos, juegos con reglas, etc.

Les di a cada niño y niña un catálogo con ochenta juguetes. Los iban identificando, expresaban si los conocían, si los tenían, si habían jugado alguna vez con ellos, si eran divertidos... Les pedí que “escribieran” su carta a los Reyes Magos haciendo una selección de cinco juguetes - dura tarea, pues los querían todos -. Colorearon los juguetes que habían elegido, los recortaron y pegaron en sus cartas.

Los niños y niñas eligieron libremente los juguetes que querían y lo hicieron de acuerdo a su carácter y personalidad y no a su sexo. Las cartas se entregaron a los padres para que fueran analizadas en familia. Algunos, pocos, “respetaron” la elección de sus hijos/as. Otros no consintieron que a sus hijos, varones, les trajeran los Reyes la cocinita, o el juego de peluquería que habían pedido (no lo entiendo, pues hay grandes cocineros y peluqueros de sexo masculino). Algo de más suerte tuvieron las niñas que habían elegido la caja de herramientas o la grúa...

En fin, a veces pienso que es una batalla perdida y otras, me animo a seguir intentando que las cosas cambien. Es por ello que he hecho esta entrada. Bueno... por eso y porque me lo han pedido.

Podéis descargar los catálogos (incluyo también el de niños y niñas de cinco a ocho años). Se trata de una bonita experiencia que puede hacerse en familia.

Los niños y niñas de cinco a ocho años tienen, en relación con los juguetes, más interiorizados los roles de género, pero con el catálogo se evitan otras influencias publicitarias poco deseadas.

Permitidme recordar que los juguetes deben divertir y desarrollar la imaginación; que los más sencillos suelen ser los más divertidos; que tú eres su mejor juguete y que un libro es uno de los mejores regalos que puedes hacer.

Dejemos que los niños y las niñas jueguen a lo que quieran. Sus juegos son la expresión de sus deseos, de su yo único e irrepetible, de su libertad.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada