ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Los pequeños gestos

Fuente: “Qué se le puede pedir a la vida” de Javier Urra.

« Cada verano, salgo a caminar una hora por la playa antes de que el sol implacable se eleve en el firmamento.

Una mañana observé a un joven que se agachaba en la arena, cogía algo, corría hacia el mar, lo lanzaba lejos y volvía a recoger lo que fuera en la arena. Picado por la curiosidad, me acerqué y comprobé que se trataba de estrellas de mar que tiraba mar adentro.


Pregunté al chico qué estaba haciendo y me contestó que salvar estrellas de mar antes de que el sol las deshidratase y murieran. Le argumenté que había cientos o miles fuera del agua y que no podría salvar a todas. El joven miró a la estrella que tenía en la mano, después me miró a mí y con convicción me dijo: “Es verdad, no podré salvar a todas, pero ésta notará la diferencia”. Y continuó febrilmente con su generosa actividad.

Seguí caminando y regresé a casa. La frase “pero ésta notará la diferencia” hacía eco en mi cerebro. Comprendí que un pequeño gesto conlleva un pequeño cambio que si bien puede no llegar a afectar a los resultados finales, siempre es valioso -y a veces vital- para quien se beneficia de él.

A la mañana siguiente pensé en lo importante que era para una sola estrella de mar ese gesto. Era muy temprano cuando un paseante advirtió con asombro que dos personas, una joven y otra menos joven, corrían de la playa a la mar y lanzaban algo; parecía un baile o un ritual. Lentamente empezó a acercarse para ver con exactitud lo que hacían… »


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada