ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

miércoles, 15 de enero de 2014

Limpia, fija y da esplendor


En septiembre de 2013, la Academia de la Publicidad lanzó una campaña para homenajear a la Real Academia Española (RAE) por su tercer centenario.

La Real Academia Española fue fundada en 1713 por iniciativa del marqués de Villena, con el propósito de «fijar las voces y vocablos de la lengua castellana en su mayor propiedad, elegancia y pureza». El objetivo era fijar el idioma en el estado de plenitud que había alcanzado durante el siglo XVI y que se había consolidado en el XVII. Se tomaron como modelos las Academias italiana (1582) y francesa (1635). Su primera sesión de trabajo se celebró el 3 de agosto de 1713 y su creación, con 24 sillones, fue aprobada el 3 de octubre de 1714 por Felipe V.

Con esta campaña se agradece a la RAE, en clave de humor, su trabajo de mantener la pureza de la lengua española.

El legendario lema de la RAE, "Limpia, fija y da esplendor", sirvió de inspiración para hacer una parodia de un anuncio de limpieza. Se parte de la idea de que hay palabras que "ensucian" nuestra lengua y se presenta a la Real Academia como el "agente" perfecto para limpiarlas.

La iniciativa publicitaria contó con un anuncio para televisión, anuncios para prensa e internet y envíos de marketing directo para académicos y líderes de opinión.

Los carteles gráficos reproducen manchas con forma de palabras mal escritas para ensalzar el papel de la RAE como agente perfecto para "limpiarlas".

A cada miembro de la Academia se le envió una carta de felicitación acompañada de un original cartel, diferente para cada miembro, con un eslogan famoso de la publicidad española que incluye alguna falta ortográfica o gramatical, para destacar la importante labor de la RAE.

A los líderes de opinión, se les envió un "ambientador de palabras" que, siguiendo la línea humorística de la campaña, emite cada cierto tiempo palabras diferentes para enriquecer el ambiente y el vocabulario de la gente.

La campaña ha sido realizada gratuitamente por la agencia Shackleton, la productora Tesauro y la agencia de medios Equmedia, con la colaboración de otras empresas y medios de comunicación.

El anuncio no estuvo exento de polémica. Varias organizaciones de mujeres pidieron a la Real Academia Española (RAE) que lo desautorizara, por "sexista", "misógino" y "casposo”, pues presenta a la mujer como la responsable de las tareas de limpieza de la casa, lo que reproduce los estereotipos que siguen fomentando la desigualdad entre hombres y mujeres. "De paso", afirmaron que la RAE no se caracteriza por promover la igualdad en su propio organismo y recuerdan que en sus 300 años de historia, han sido académicas de la lengua, ocho mujeres y que de sus 43 miembros actuales, únicamente siete son mujeres.



Yo veo en el anuncio a una mujer que entra en la cocina de su casa, ve que el niño ha tirado la mermelada al suelo y le dice que lo limpie antes de que venga su padre. Se trata de una mujer que está educando a su hijo, varón por cierto, para que limpie lo que ha ensuciado.

A lo mejor, con los años, se me ha “estropiciao” el sentido crítico.


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada