últimas entradas publicadas

sábado, 10 de marzo de 2018

En mi salsa


Vengo observando que, desde hace algunos años, cuando salgo con mis amigos y/o familiares, hablemos de lo que hablemos: una película, un libro, un deporte, un programa de televisión, un acontecimiento, una noticia…, al final, no sé cómo, deja de seguirse la conversación y acaban hablando apasionadamente de comida y de cocina.

Aunque ya me voy acostumbrando, me he sentido muchas veces desconcertada y algo frustrada y me he preguntado por qué sucede esto. Tal vez, hablando de comida se encuentra sin esfuerzo un lenguaje común, accesible para todos y que a todos entusiasma. En cualquier caso, creo que también debe ser cosa de la edad, pues antes ocurría en raras ocasiones.

El filósofo italiano Andrea Tagliapietra dice que comer es una metáfora de pensar y por eso, hablamos, por ejemplo, de que tenemos sed de saber, hambre de información, devoramos un libro, nos empachamos de datos, nunca nos hartamos de cuentos, nos comemos las palabras, rumiamos un proyecto, digerimos algunos conceptos, asimilamos ideas, nos bebemos las palabras, dulces palabras, amargas consideraciones, comentarios ácidos, insípidos o desabridos, historias apetitosas, descripciones picantes o metáforas sabrosas…

Hace unos día me enviaron el siguiente vídeo titulado “En mi salsa” de Amerizano que ilustra muy bien, lo que estoy comentando.




NOTAS ACLARATORIAS:

Alguien está en su salsa cuando disfruta mucho de algo que está haciendo.

Adjetivos:

- Ahuevado: indolente, aburrido.

- Empanado: atontado.

- Atorrijado: despistado, atontado.

- Aplatanado: indolente, inactivo.

- Avinagrado: de condición acre y áspera. Poco agradable.

- Jamona: dicho de una mujer, que ha pasado de la juventud y es algo gruesa.

- Dulce: afable, complaciente, dócil.


Sustantivos:

- Chuleta: apunte que se lleva oculto para copiar en los exámenes.

- Chorizo, chorizón, chorinazo: ladrón.

- Molletes: parte carnosa y redonda de un miembro, especialmente la de los brazos, muslos y pantorrillas.

- Torta: bofetada en la cara.

- Bombón: persona atractiva, guapa o de carácter dulce.


Comparaciones:

- Nerviosa como un flan.

- Flaca como un fideo.

- Fresca como una lechuga.

- Tener los ojos como chumbos.

- Seco como la mojama.

- Sano como una pera.


Expresiones:

- Cara de acelga: rostro pálido o macilento.

- Mala leche: mala intención o mal humor.

- Ser la leche: cuando una persona hace muy bien algo o tiene mucha habilidad con algo. Puede significar también lo contrario.

- Cacho de pan, pedazo de pan: bondadoso, buena persona, amable.

- Hacer buenas migas: llevarse bien, caerse bien.

- Ganarse las habichuelas: ganarse el sustento.

- Vender algo por un plato de lentejas: malvender algo importante. Traicionar a alguien o a los propios principios a cambio de muy poca compensación.

- No hay pan para tanto chorizo: lema que se suele escuchar actualmente en las manifestaciones contra los casos de corrupción para señalar que no hay suficiente dinero en España para tanto ladrón.

- Tener pasta: tener dinero.

- Importar un pepino, importar un rábano, importar un pimiento, importar un comino: no importar nada.

- Hasta en la sopa: en todas partes.

- Montar un pollo: armar un escándalo.

- Meterse en un berenjenal: meterse en un embrollo o en una situación de la que es difícil salir.


- Mucho ruido y pocas nueces: prometer muchas cosas, pero, en realidad, hacer muy pocas.

- No es lo mismo predicar que dar trigo: resulta más fácil dar consejos que practicar lo que se aconseja.

- Más perdido que el barco del arroz: "El Barco del Arroz" es el nombre dado en Andalucía y Extremadura a varias leyendas referentes a barcos cargados con ayuda humanitaria que, en distintas épocas, desaparecieron misteriosamente sin llegar a su destino.

- Mandar a freír espárragos: expresión para que alguien se aleje o te deje tranquilo.

- Valer un huevo: tener un valor muy elevado.

- Encontrar la sal y la pimienta de la vida : actitud para disfrutar de la vida en cualquier circunstancia.

- Pan para hoy y hambre para mañana: que solo tiene efecto a corto plazo o que, incluso, puede ser perjudicial a largo plazo.

- Ajo y agua: Ajo(derse) y agua(ntarse). Que te fastidies…

- Pasarse el arroz: hacerse viejo/a para algo.

- En todas partes cuecen habas: en todas partes hay problemas y disgustos.

- Ser pan comido: muy fácil.

- Poner toda la carne en el asador: esforzarse mucho o arriesgarse para lograr algo.

- Dar calabazas: rechazar a alguien que propone una relación amorosa. No corresponder. Suspender a alguien en un examen.

- Pasarlo pipa: pasarlo muy bien, divertirse mucho o gozar al máximo.

- Media naranja: pareja ideal.

- Quedarse frito: quedarse dormido.

- Estar para comérselo: muy bueno y deseable. Se usa sobre todo con los bebés.


Locución adverbial:

- A la postre: a lo último, al final.


Termino la entrada con una fórmula para despedirse, para indicar que se ha terminado algo por hoy o que se da por zanjado un asunto:

¡Con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho!


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada