ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Enseñar con el ejemplo

Este cuento, de autor desconocido, lo leí en el libro “Cuentos con alma” de Rosario Gómez.


Estando mis hijos de vacaciones, decidí llevarlos al circo que se presentaba en nuestra ciudad por esos días.

Cuando llegamos a la taquilla, le pregunté al hombre que vendía las entradas:

—¿Cuánto cuesta la entrada?

A lo que él me respondió:

—Tres euros a los menores de doce años y cinco euros para los mayores.

—Entonces, deme tres entradas para mayores de doce años y una para menores —le dije.

El hombre me miró sorprendido, y me dijo:

—Señora, podría haberse ahorrado cuatro euros. Yo no me hubiera dado cuenta de que esos dos niños tenían más de doce años.

Miré a mis hijos, que seguían atentamente nuestra conversación, y le dije:

—Sí. Lo sé. Seguro que usted no lo habría notado, pero mis hijos sí…

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada