ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

domingo, 14 de agosto de 2016

El borracho y los gusanos

Fuente: “Cuentos para confortar el espíritu” de Ramiro Calle.


Érase un hombre que pasaba más tiempo beodo que sereno. Su mujer ya no lo soportaba más y enterada de la cercanía de un sabio que daba consejos, consiguió que el marido acudiese a visitarlo en su compañía.

- Respetado señor –dijo la mujer con la voz quebrada por el llanto-, no puedo hacer carrera de mi marido. No hay manera de que deje de beber. ¿Puedes hacer algo por nosotros?

Entonces el sabio colocó dos vasos sobre una mesa y dijo al hombre:

- Quiero que observes con atención. En uno de estos vasos hay agua y en el otro hay alcohol.

El hombre asintió con la cabeza.

-Ahora sigue observando.

El sabio cogió un gusano y lo depositó en el vaso de agua.

-Mira qué bien se siente el gusano –dijo el sabio-. El agua no le hace ningún daño.

Luego el sabio sacó el gusano del agua y lo introdujo en el vaso de alcohol.

-Mira qué mal se encuentra el gusano. Si lo dejara un poco más en ese medio moriría. ¿Has entendido ahora?

Muy contento el borrachín dijo:

-Por supuesto, señor. Habría que ser realmente tonto para no entenderlo. Ahora comprendo que nunca tendré gusanos en el estómago. Muchas gracias.

La consciencia embotada saca siempre conclusiones equivocadas y egocéntricas. La mente que no se ha liberado de sus trabas y ataduras no obtiene informes correctos de la realidad.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada