ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

domingo, 16 de octubre de 2016

Amad a vuestros enemigos (II)

Fuente: “Al sur de la razón” de Juan José Benítez.

La ley del contrato

Según Juan José Benítez, antes de nacer, cuando Dios imagina a una criatura, esa personalidad “es”. Entonces, si el nuevo ser decide probar la aventura del tiempo y del espacio, elige. Es el único momento de auténtica libertad. Y decide qué ser, cómo, dónde y por qué. Es entonces cuando se “firma”, libre y voluntariamente. Es entonces cuando se nace. Y el “contrato” es preservado de todo y de todos, incluyendo nuestra propia memoria. Por eso casi nadie sabe por qué está aquí, ni cuál es su Destino. Por eso nacen mediocres, sabios, malvados, anónimos, tontos o fanáticos. Todos lo han seleccionado y firmado. Todos por una u otra razón o, lo que es más probable, por toda una cadena de razones-experiencias. Todo obedece a un orden superior que no podemos ni siquiera imaginar. Después, al morir, alguien nos entregará la “maleta” de la memoria. Entonces recordaremos…



Si la ley del “contrato” fuera real y si la Tierra fuera uno de los mundos “laboratorio”, la enigmática frase de Jesús de Nazaret –“amar a los enemigos”- cobraría sentido. El enemigo, en estos supuestos, sería igualmente voluntario, como cada uno de nosotros, y con una misión específica, previamente elegida y “firmada”. En otras palabras: el “enemigo” sería nuestro hermano en la gran aventura de VIVIR o EXPERIMENTAR. Un hermano imprescindible. Por eso Jesús solicitó lo aparentemente absurdo. Él sabía…

Entrada relacionada:

Amad a vuestros enemigos

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada