ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

domingo, 11 de junio de 2017

Cuentos envidiosos (II)

Fuentes: "Gente Tóxica" y “Emociones tóxicas” de Bernardo Stamateas.


Había un hombre vendiendo cangrejos en la playa. Tenía dos cubos llenos de animales vivos: uno estaba cubierto con una malla y el otro, tapado. Una mujer le preguntó: "¿Por qué ha tapado un cubo y el otro no?" Entonces el vendedor respondió. "Porque vendo dos tipos de cangrejos: japoneses y argentinos. El cangrejo japonés siempre trata de salir del cubo; cuando no lo consigue, los demás hacen una cadena, se apoyan unos a otros y así todos logran salir, por eso he tenido que ponerles una tapa. Los cangrejos argentinos* también tratan de escaparse, pero cuando uno intenta saltar, los de más abajo lo agarran y así ninguno escapa."

La envidia es una profunda rabia producida por el logro de otros: reconocimento, casa, familia, pareja, amigos... Es un sentimiento destructivo de alguien que pretende quitar lo que ha logrado la persona objeto de su envidia. La excelencia y el éxito siempre traen envidia. Nadie envidia a un miserable o a un mendigo...

* Nota de Luma Olivares: Los cangrejos podrían ser, perfectamente, españoles.


Una niña vuelve del colegio llorando:

–Mamá, dicen que soy envidiosa, no aguanto más.

–Deja –le dice la madre–. Voy a ir al colegio a hablar con todos esos desgraciados y se van a ir al infierno.

–No, mamá, porque se van a ir ellos y yo no.

Los envidiosos son amargados, viven compitiendo y comparándose con todos.


ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Cuentos envidiosos (I)

- La luciérnaga

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada