últimas entradas publicadas

miércoles, 10 de octubre de 2018

Transformar la envidia en admiración


Fuente: “Haz tus sueños realidad” de Rut Nieves.

Envidia es lo que se siente cuando te comparas con otros que han conseguido o tienen algo que tú no tienes.

La envidia surge de una falta de confianza en uno mismo. Cuando tú no te sientes seguro de ti, tiendes a buscar la seguridad fuera comparándote con otros. Y compararte es una forma de criticarte y de despreciarte a ti mismo.

Lo cierto es que no puedes compararte con nadie, porque eres un ser único con un propósito de vida único, y cualquier intento por compararte con otros es una ilusión, puesto que no existe nadie igual a ti.

Cada persona tiene su camino, su proceso, su ritmo y sus tiempos. Compararte con otros solo te hará sufrir.

Si sientes envidia, transfórmala en admiración. Admirar es una forma de bendecir a alguien, de alegrarse de lo que ha conseguido. Alegrarte de lo que otros ya han conseguido te abre las puertas a que tú también puedas lograrlo. La envidia levanta muros y la admiración abre puertas.

Si tú quieres conseguir lo que otro ya tiene, con la envidia alejas eso de ti. Necesitas confiar en ti y alegrarte de que esa persona lo haya conseguido, porque si esa persona pudo, y eso es lo que tú realmente quieres de corazón, tú también puedes.

Para que eso sea posible, lo primero que necesitas hacer es:

- Creer en ti y en tu capacidad para conseguir lo que otros ya han logrado; si eso es en realidad lo que tu corazón desea, llegará.

- Perdonarte por ser tan duro, exigente o crítico contigo mismo o por los errores que creas haber cometido (que en realidad eran aprendizajes).

- Quererte. Darte todo el amor necesario para el camino.


ENTRADAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG:

- Somos únicos
- Un camino para cada persona
- Un cocodrilo diferente

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada