ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

viernes, 3 de septiembre de 2010

Cuentos sufíes


El método de enseñanza por historias, por su efectividad, es muy difundido y muchas tradiciones espirituales lo vienen utilizando desde hace muchos siglos o milenios como un medio muy eficaz para contener y transmitir conocimiento y verdades profundas.

La tradición sufí es especialmente rica en historias que siempre tienen, por lo menos, tres interpretaciones o niveles de enseñanza posibles. Algunas hasta siete; la primera interpretación generalmente es chistosa, razón por la cual son muy populares. Cuando recordamos una historia sufí, después de un tiempo, porque se aplica exactamente a un evento del presente, nos damos cuenta de su verdad y la comprendemos de manera profunda.

Sus enseñanzas, que han sido y son utilizadas por los maestros del sufismo, van desde la explicación de fenómenos científicos y naturales de una manera más fácilmente comprensible, a la ilustración de asuntos morales.

El sufismo es una religión mística de origen persa con raíces en el Islam, aunque hay quienes lo consideran incluso anterior a éste. Su filosofía es la de lo relevante en el aquí y el ahora. Son devotos de lo absurdo y detractores de los dogmas. Su búsqueda es la de la verdad que solo se encuentra mirando adentro de uno mismo.

Conscientes de la imposibilidad de transmitir su sabiduría mística en lenguaje común, adoptaron el uso de la parábola poética para indicar que la verdad de la vida yace detrás de sus múltiples apariencias.

Los personajes de sus historias son casi siempre los mismos como, por ejemplo, Nasrudín que se supone vivió en la Península de Anatolia en una época indeterminada entre los siglos XIII y XV.

Nasrudín es un Mullah (maestro) que protagoniza una larga serie de historias-aventuras-cuentos-anécdotas, representando distintos papeles: agricultor, padre, juez, comerciante, sabio, maestro o tonto. Que esos personajes tan distintos tengan el mismo nombre, quizá sirva para mostrar que nosotros somos, también, cada uno de esos personajes. O tal vez, que tenemos la capacidad de ser de diferentes maneras.

Actualmente se han recopilado aproximadamente 378 cuentos de Nasrudín. Cada una de estas historias suelen ser humorísticas, con el humor simple de lo cotidiano, y, a veces, con contrasentidos y aparentes absurdos.

Nasrudín ha resultado inmune al paso del tiempo porque lo importante es el mensaje, no el hombre. Acostumbra a realizar una crítica caústica y mordaz de los comportamientos inadecuados del islamismo representado en muchos cuentos por imanes y jueces. Muchas historias incluyen a su burro, que simboliza su mente, y a su mujer que, a veces, simboliza su conciencia.


El pensamiento sufí ha impregnado con sus relatos la cultura tanto de Oriente como de Occidente porque "es imposible evitar que el humor se propague". En El Quijote de Cervantes aparecen varios de sus "apuntes" en boca de Sancho.

En las distintas entradas dedicadas a "El Canto del Pájaro" de Anthony de Mello, pudimos disfrutar con varios cuentos sufíes, tres de ellos protagonizados por Nasrudín: Buscar en lugar equivocado, La paloma real y La búsqueda del asno. A continuación se incluyen otros dos breves cuentos.

Ninguna oreja, ningún crimen

Un día, el juez pidió a Nasrudín que le ayudara a resolver un problema legal.

—¿Cómo me sugerirías que castigue a un difamador?

—Córtales las orejas a todos los que escuchan sus mentiras —replicó el mulá.

Sendas diferentes

—Tú eres un gran místico —le dijo uno de sus pupilos a Nasrudín—, y sin duda sabrás por qué los hombres siguen sendas diferentes a lo largo de su vida, en vez de seguir todos una única senda.

—Sencillo —contestó el maestro—. Si todo el mundo siguiera la misma senda, todos acabaríamos en el mismo lugar; el mundo, perdido el equilibrio, se inclinaría, y todos nos caeríamos al océano.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


1 comentario

  1. Interesante conocer las equivalencias del burro y a veces la mujer..... me queda claro que nos sigue quedando la chamba de identificar cuando aplica lo de la mujer.... por otro lado me pregunto si en la actualidad seguirán escribiéndose "nuevos" cuentos sufis?

    ResponderEliminar