ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

martes, 29 de marzo de 2011

El club de los portátiles muertos


“El club de los portátiles muertos” es un vídeo que hace referencia a los ordenadores portátiles que se han entregado en España a los alumnos y alumnas de enseñanza obligatoria, a partir del 5º curso de la enseñanza primaria, y a la dotación a los centros educativos de diversas herramientas tecnológicas, como las pizarras digitales.

Se trata de una parodia hecha a partir del fragmento final de la película "El club de los poetas muertos" en versión original, al que, simplemente, se le han puesto "subtítulos".

El vídeo me lo enviaron ayer por correo electrónico. Me parece genial y con el humor tan necesario en los tiempos que corren, sobre todo en la enseñanza. ¿Alguna vez os he dicho que para mí, el sexto sentido es el sentido del humor?

Para disfrutarlo más y mejor, lo comparé con el fragmento de la película.

"El club de los poetas muertos" es una película estadounidense dirigida por Peter Weir en 1989 con guión de Tom Schulman. Protagonizada por Robin Williams, narra el encuentro de un profesor de literatura, John Keating, con un grupo de estudiantes durante 1959, en una prestigiosa y conservadora academia. A través de la poesía, el profesor inspira un cambio en las vidas de sus alumnos ya que defiende un nuevo método de ver las cosas y propone vivir intensamente cada minuto de vida: “Tempus Fugit, Carpe Diem” (El tiempo fluye, aprovecha el momento). Esta filosofía choca frontalmente con la doctrina de la escuela.

Keating será acusado del suicidio de uno de sus alumnos que quería ser actor en contra de los deseos de sus padres, por lo que será expulsado de la escuela a pesar del respeto, cariño y apoyo de sus alumnos.

Ganó un Oscar al mejor guión original. En 1991 se publicó una adaptación del guión original, en forma de novela, escrita por  Nancy H. Kleinbaum.

Descripción del fragmento final de la película:

Tras el escándalo, el decano Nolan se hace cargo de la clase de literatura a la espera de un profesor nuevo. El profesor Keating entra en el aula para recoger sus cosas. Al salir, Todd, el alumno más tímido del grupo, le pide disculpas por haber firmado el documento que produjo su expulsión y le dice que los alumnos fueron obligados a firmar. Keating le perdona y Nolan lo reprime… Todd se pone en pie encima del pupitre gritando: "Oh, capitán, mi capitán", como llamaban a su profesor, parafraseando a Walt Withman.

Poco a poco se van sumando los que quedan del club de los poetas muertos en un último homenaje a su profesor…


Ahora os dejo con "El club de los portátiles muertos".

Un colegio, un maestro cesado de su cargo, requisados los ordenadores... ¿Qué será de los pobres alumnos/as sin las nuevas tecnologías? (Ésta es la descripción que javiermenta nos ofrece de su vídeo en YouTube)



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada