ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

martes, 27 de julio de 2010

¿Dónde está la nueva escuela?


A veces nos olvidamos de que llenar las aulas de equipos tecnológicos no transformará el proceso de enseñanza por sí solo. Si añadimos ordenadores, proyectores y pizarras digitales pero hacemos lo mismo en nuestra práctica pedagógica, todo se quedará igual.

Tecnología sin metodología es tal vez el problema mayor que enfrentan muchos proyectos que carecen de una pedagogía transformadora.

Este vídeo gira en torno a este asunto:


Las TIC no tienen efectos mágicos sobre la enseñanza y el aprendizaje. Por el hecho de usar tecnologías en nuestras clases, no aprenderán más nuestros alumnos/as.

Los efectos pedagógicos de las TIC dependen de la planificación didáctica realizada y de las actividades que desarrollemos con la misma.

A veces, las nuevas tecnologías pueden ser utilizadas al servicio de viejas pedagogías. Es decir, hacer lo mismo de siempre, pero con ordenadores. Por ello, a la idea de "Una escuela nueva" deberíamos añadir "Una mentalidad nueva" y sobre todo abierta a los cambios.

Lo cierto es que muchas veces cuando aplicamos tecnologías en la formación, parece que ya innovamos por el hecho de aplicar las tecnologías. En la mayoría de las ocasiones las tecnologías no alteran la metodología.

El uso de la tecnología suele mejorar las metodologías existentes (no cambiarlas) y en algunos casos empeorarlas.

Es evidente que debemos incorporar las tecnologías al proceso de formación pero, como ocurre en otros contextos, debemos aplicarlas de forma correcta.

Es necesario dotar de infraestructura tecnológica a los centros educativos, formar al profesorado en su utilización y es necesario conocer cómo se pueden renovar las metodologías con esas mismas tecnologías. Es en este último punto donde ni los políticos ni, desgraciadamente, el profesorado podemos alardear: simplemente no sabemos cómo aplicarlas para renovar las metodologías.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada