ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

lunes, 1 de agosto de 2011

Anuncios que cuentan historias


En esta entrada he hecho una selección de los anuncios de la empresa Campofrío que más me han gustado en los últimos años porque considero que, últimamente, está sorprendiendo con una publicidad que está demostrando que una marca de alimentación puede contar muchas historias.

La agencia McCann Erickson es la que realiza para la marca, en los últimos años, este excelente trabajo, resultado de ideas creativas geniales.

Una forma muy eficaz de conseguirlo es recurrir al humor, como ocurre en su nuevo anuncio, estrenado en junio de 2011, titulado "Reencarnación" que está protagonizado por dos sapos, uno que en su otra vida fue humano, un abogado del Estado llamado Marcelino, y otro que anhela serlo en su próxima reencarnación.

Mientras ambos anfibios intentan cruzar una carretera muy transitada, uno de ellos enumera cantando todo lo que haría si llegara a conseguir la ansiada reencarnación que, básicamente, se resume en disfrutar, porque como dice el lema del anuncio: "Nunca se sabe lo que vas a ser en la próxima vida, aprovecha bien ésta".

El elaborado tema musical que entona el sapo es una adaptación del "Si yo fuera rico” del musical El violinista en el tejado, realizada, en exclusiva para el anuncio, por Roque Baños, uno de los mejores compositores españoles de bandas sonoras.


En octubre de 2010, se estrenó la campaña “Cuatro sentidos”, (podéis seguir enlace), de la que publiqué una entrada el 26 de enero de 2011.

En julio de 2010, empezó a emitirse “Muñecas”. El anuncio tiene como hilo conductor a una mujer que trabaja en una fábrica de muñecas en serie y que plasma en una de ellas los múltiples roles que las mujeres de su entorno juegan con esfuerzo y, a la vez, con satisfacción. El resultado es "otro modelo de mujer", más cercano a la realidad. Este anuncio rinde homenaje a esas mujeres invisibles del día a día.

Con “Muñecas” se quiere ensalzar aquellas peculiaridades alejadas de los estereotipos que hacen a cada mujer diferente y, por tanto, única y especial.

Este anuncio ha recibido este año el Ampe de Oro en la categorías de Cine y Televisión, que la Asociación de Medios Publicitarios de España concede en reconocimiento a la creatividad de las agencias de publicidad y al esfuerzo de los anunciantes y el pasado 1 de julio, recibió El Gran Premio de Cine/Tv en El Festival de Comunicación Infantil El Chupete en la que se reconoce la buena publicidad responsable con los menores.


En abril de 2010, comenzó a emitirse el anuncio titulado “T-MO-TY” que cuenta la historia de la llegada de un androide al hogar de una familia donde se integra de tal manera, que acaba relegando al padre a un segundo plano. El robot puede hacerlo casi todo… excepto disfrutar de las Finíssimas de Campofrío, un placer reservado a los humanos. Una nueva apuesta por el humor.

El robot de Campofrío recibió el año pasado el León de Bronce en el festival internacional publicitario de Cannes, así como el Sol de Bronce en la categoría de Cine-Televisión de los premios El Sol y este año el Ampe de Plata en las categorías de Cine y Televisión.


A partir de diciembre de 2009, se emitió el anuncio “Cascos azules” en el que se hacía un homenaje a los españoles dispersos por el mundo.

La acción se sitúa en una misión de los Cascos Azules de la ONU donde conviven soldados de diferentes nacionalidades que, con gran expectación, esperan cada día al correo para tener noticias de su tierra. El anuncio cuenta, en tono de humor, cómo los soldados ingleses intentan hacerse, sin éxito, con el botín más preciado recibido por los españoles: una caja de productos Campofrío.

Con esta nueva apuesta publicitaria se quería destacar que hay productos considerados como muy nuestros, que echas de menos de forma especial cuando te encuentras lejos del hogar.

Consiguió una plata en los Premios Efi, premios a la eficacia publicitaria, 2010.


En Junio de 2008, se inició la campaña titulada “Vegetarianos”. Ante la petición del hijo adolescente, una familia de vegetarianos decide romper, por una vez, su estricta dieta y emprende un viaje, casi iniciático, al centro comercial, para contentar al hijo y dejarle probar algo que no sea vegetal. Ante la zona de charcutería, la madre recomienda al hijo que elija bien el producto en lo que va a ser su estreno , y parece ser que inicio, en el consumo de productos cárnicos.

Este anuncio tuvo muchas críticas por parte de algunos colectivos que acusaron a la empresa de burlarse de los vegetarianos al mostrar un falso estereotipo. Sostenían que "el anuncio dañaba la imagen y favorecía el rechazo de los vegetarianos en la sociedad y la plena normalización de esta opción dietética, al equiparar “hippies” que viven al margen de la sociedad, a vegetarianos, y sugerir que la dieta vegetariana es pobre y extraña".

Las reclamaciones fueron desestimadas porque "en el contexto desenfadado, ficticio y marcadamente irreal en el que permanentemente se desarrolla el anuncio, no parece probable que un consumidor medio deduzca de la misma un mensaje de índole negativo o vejatorio creíble sobre los vegetarianos y sus características. Antes al contrario, parece más probable que un consumidor medio perciba la publicidad como una mera parodia absolutamente irreal y ficticia que le sirve al anunciante de punto de partida para destacar los atractivos de su producto."

Obtuvo en 2009 el Gran Ampe de Oro y el Ampe de Oro en Cine y Televisión.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada