ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

viernes, 12 de agosto de 2011

Las diez claves de la "r-evolución"

Álex Rovira

El siguiente decálogo es una síntesis de las principales ideas que Álex Rovira comparte en su libro "La buena crisis".

1. CRISIS ES VIDA. Si no vives situaciones críticas, es que estás muerto. Celebra que puedes contarlo y sigue remando.

2. RELATIVIZA. Lo que ahora te parece terrible, quizá sea una bendición mañana. Toma distancia y mira qué lecciones te brinda la crisis y aprovéchalas. Habla con aquellos que han sufrido de verdad y aprende de ellos.

3. ENTRÉGATE AL CAMBIO Y TRANSFÓRMATE. El cambio viene de fuera hacia dentro, la transformación de dentro hacia fuera. El primero es efímero; la segunda, estable. Sé lo que puedes llegar a ser. Te lo debes y, por encima de todo, se lo debes a los que te rodean y sufren.

4. PROGRESA CON LA CRISIS: CUESTIONA Y CUESTIÓNATE POR EL BIEN COMÚN. Desarrolla tu capacidad crítica y tu criterio. No te conformes con la resignación y el miedo. Lucha, sobreesfuérzate, entrégate, coopera y crecerás haciendo crecer a los demás. Haz que tu Yo sea un Nosotros. Vive por un mundo mejor para tus hijos.

5. CREA Y PIENSA DE MANERA DIFERENTE. Aprovecha el nuevo escenario para reinventar hábitos y patrones de conducta. Desafía la rutina, rompe la inercia, da la vuelta a tu mundo, sé un rebelde constructivo.

6. SI QUIERES SUPERAR LA CRISIS, SUPÉRATE A TI MISMO EN CADA INSTANTE. Haz de ella el desafío que te lleve a extraer, en cada momento, instante a instante, lo mejor de ti.

7. CULTIVA EL OPTIMISMO Y LA CONFIANZA BASADA EN LA REALIDAD. Deja de hablar de fantasmas o amenazas y actúa en la realidad dando lo mejor de ti siempre. El destino es aquello que seguro que te sucederá si no haces nada para evitarlo.

8. COOPERA Y SÉ ÍNTEGRO. Cumple lo que prometes y predica con el ejemplo. Sólo así serás de confianza, y sólo siendo de confianza serás capaz de generar el compromiso de los demás. La bondad es la verdadera fuente de la prosperidad y la plenitud.

9. ENCUENTRA UN SENTIDO A TU DOLOR. Vive el duelo por lo que hayas perdido. No lo niegues y complétalo. Pero quédate con lo bueno del pasado, con lo mejor de lo vivido. Agradécelo siempre que el recuerdo venga a tu memoria y haz que esa gratitud crezca en ti y se convierta en un don que podrás entregar a los demás para que sus duelos sean más soportables y sus vidas, más buenas y bellas.

10. AMA Y HAZ. Si la vida tiene sentido, es por el amor y por lo que éste genera: belleza, verdad, calidad, bienestar, plenitud, alegría, felicidad y todo lo mejor que podemos vivir. En lo personal y en lo colectivo conviértete en una fuente deliberadamente consciente y activa de todo ello. Elige amar a pesar de todo. La crisis es mucho menos crisis si amamos y nos sabemos amados.


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada