ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

viernes, 29 de noviembre de 2013

Discurso anarquista de "Un rey en Nueva York"

       

En el discurso final de la película “El Gran Dictador”, Charles Chaplin manifiestó su comprometido pensamiento progresista y volvió a hacerlo en la película “Un rey en Nueva York”, pero esta vez con un discurso puesto en boca de su hijo Michael que interpreta al niño Rupert Macabee.

“Un rey en Nueva York”, escrita, dirigida y protagonizada por el propio Chaplin, se estrenó en 1957. Fue producida en Europa, donde residía desde 1952, porque había tenido que exiliarse de Estados Unidos tras una serie de problemas políticos que lo involucraban con el comunismo y con la realización de actividades antiestadounidenses. En la década de los cincuenta, los americanos veían comunistas, masones y destructores de su estilo de vida por todos lados y el senador McCarthy promovió una “caza de brujas”.

La película no fue exhibida en Los Estados Unidos hasta 1973.

Se trata de una comedia airada y ácida con la que Chaplin se atreve a exponer, a través de la sátira y la burla, la paranoia y la intolerancia política de los Estados Unidos en los años de la Guerra Fría. Para ello, se vale de las aventuras del rey Shahdov (Charles Chaplin) de Estrovia, que, obligado a exiliarse a causa del estallido de una revolución, llega a Estados Unidos completamente arruinado.

Invitado a hablar en una escuela progresista, se encuentra con Rupert Macabee (Michael Chaplin), de diez años, editor del periódico escolar, que le hace un firme alegato anarquista.


El rey protegerá al niño cuando sus padres, que son comunistas, son encarcelados y  las autoridades fuerzan al niño a revelar los nombres de los amigos de sus padres. El mismo Shahdov pasa a ser sospechoso de comunista y debe concurrir ante un Comité de Actividades Antiamericanas. Es absuelto de todos los cargos y, finalmente, decide vivir en Europa.

Todo un clásico sobre el que, incluso hoy día, los críticos están totalmente divididos acerca de los méritos de la película.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada