ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

lunes, 5 de diciembre de 2016

Escucha tus sensaciones

“No te ahogues en un vaso de agua” de Richard Carlson.


Los seres humanos tenemos a nuestra disposición un sistema de navegación a toda prueba para orientarnos a través de la vida. Dicho sistema consiste en nuestras sensaciones y nos hace saber cuándo nos hemos desviado del camino y nos dirigimos hacia la infelicidad y el conflicto… o cuándo vamos bien encaminados, en dirección a la paz mental. Las sensaciones actúan como un barómetro que nos notifica cuál es el tiempo en nuestro interior.

Cuando las sensaciones son positivas, nos están confirmando que estamos usando los pensamientos para nuestro propio beneficio. No es necesario realizar ningún ajuste mental.

Cuando nuestra experiencia de la vida no es agradable, cuando nos sentimos enojados, resentidos, deprimidos, estresados, frustrados y cosas por el estilo, el sistema de alarma de nuestras sensaciones entra en funcionamiento, como una señal de peligro, para recordarnos que nos hemos desviado del camino, que ha llegado el momento de aminorar la marcha de nuestros pensamientos porque hemos perdido el sentido de la perspectiva. Entonces es necesario realizar reajustes mentales. Nuestras sensaciones negativas son algo así como una de las luces de alarma del salpicadero de tu coche.

Contrariamente a la creencia popular, las sensaciones negativas no necesitan ser estudiadas ni analizadas, pues, cuando se analizan, por lo general se acaba luchando con una cantidad mayor de ellas.

Cuando nos sintamos mal, no nos atasquemos en una “parálisis analizadora”. Tampoco finjamos que las sensaciones negativas no existen. Preguntémonos por qué nos sentimos así, pero procuremos reconocer que la razón de que nos sintamos tristes, enojados, estresados, o lo que sea, es que estamos tomándonos la vida demasiado en serio. En lugar de subirnos las mangas y luchar contra la vida, detengámonos, respiremos profundamente unas cuantas veces y relajémonos: la vida no será un problema a menos que la convirtamos en un problema.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada