ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

jueves, 14 de julio de 2011

Campaña de apoyo al profesorado


Los estudios realizados demuestran que, en los últimos años, se ha producido un descenso en la valoración social de la función docente y una pérdida de autoridad.

El informe Talis de la OCDE de 2009, indica que el profesorado español dedica un tercio del horario lectivo a poner orden en clase.

El último informe del Defensor del Pueblo sobre convivencia escolar señala que en el 74% de los institutos españoles se insulta a los maestros/as.

En una encuesta realizada por el sindicato CSI-CSIF a más de 12.000 docentes españoles, el 86% reconocía haber sufrido faltas de respeto al menos una vez en su vida profesional y el 13% admitía haber sufrido algún tipo de agresión física.

Reforzar la posición del profesorado, su autoridad académica y magistral debe ser una tarea conjunta de la sociedad.

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía puso en marcha una campaña, en octubre del 2010, de sensibilización para prestigiar la figura del profesor/a, fomentar el respeto y apoyar su importante tarea.

La campaña de apoyo al profesorado, realizada por la agencia de publicidad Bassat Ogilvy Sevilla se titula “Detrás de cada persona hubo un día un gran maestro/a.”


Francisco José Álvarez de la Chica, Consejero de Educación de la Junta de Andalucía, escribió la siguiente carta abierta para celebrar el pasado 5 de octubre el Día Mundial del Docente:

“El futuro de una sociedad es fruto de su educación. Y en ella, el profesorado juega un papel determinante. Por eso, el ejercicio de la docencia, el trabajo que desempeñáis cada día, necesita ser cada vez más reconocido, más apreciado y más querido.

Para quienes valoramos la educación como uno de los mayores bienes que puede poseer una persona, no hay nada más necesario que rendir un sincero homenaje y dedicar unas palabras de agradecimiento, en un día como hoy, a aquellas personas que se entregan a la labor de la enseñanza, con esfuerzo y con dedicación absoluta.

La profesión docente comparte algunas características comunes con el resto de los trabajos que se desarrollan en la sociedad. Sin embargo, su ejercicio encierra una cualidad muy especial que debemos reconocer: educar a alguien no es tanto hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que, en cierto modo, no existía. Ese poder de transformación constituye la responsabilidad y la grandeza de vuestra labor.

En cada uno de nosotros o nosotras, sea cual sea la tarea que cumplimos en la sociedad, dejó una huella tan hermosa como imborrable un maestro o una maestra que nos ayudó a ser, en buena medida, lo que hoy somos como personas.

Sois la piedra angular del sistema educativo. Todo avance o mejora, necesarios, requiere de vuestra implicación, motivación y participación. Por ello, la sociedad andaluza, sus representantes y el propio Gobierno andaluz os va a seguir ofreciendo todo su respaldo.

La sociedad está en deuda con vosotros y vosotras. Habéis sido los protagonistas necesarios en el proceso de extensión del derecho a la educación y ahora, en el actual proceso de mejora y extensión de la calidad, sois sencillamente imprescindibles.

Cada día os implicáis en una nueva realidad educativa, con alumnos y alumnas de todas las características sociales, económicas y culturales. Asumís con enorme entrega la diversidad de vuestro alumnado, atendiendo por igual a quienes son distintos. Ponéis al servicio de la sociedad vuestro talento y vuestra calidad humana.

Habéis aceptado de forma diaria y con éxito que los centros educativos acaparen la mayor parte de responsabilidad en la conciliación familiar. Y ahora, incluso os hemos pedido que os adaptéis a los vertiginosos cambios tecnológicos que nos ha tocado vivir.

En definitiva, os hemos encomendado lo más importante que tiene una sociedad, nuestros niños y niñas, nuestro futuro. Vosotros y vosotras habéis respondido de la mejor manera posible. Por eso, merecéis ser los servidores públicos mejor valorados y por eso, merecéis recuperar todo el prestigio y reconocimiento que os corresponde ante la sociedad a la que honradamente servís.

Gracias por estar ahí.”

Como se trata de una carta abierta le diré, Sr. Álvarez de la Chica, que me siento totalmente identificada, desde 1984, con lo que usted dice. Por eso, comprenderá mi indignación cuando, hace unos años, se nos ofreció al profesorado más dinero a cambio de un compromiso para elevar la calidad de la enseñanza y no vaya a decirme, ante el fracaso del Plan, que es que no supieron transmitirnos bien lo que pretendían.

Respecto a su bonito discurso, quiero creer que usted está convencido de lo que dice y solo puedo decirle una cosa: el profesorado podrá dudar de lo que diga pero le creerá por lo que haga.

Un saludo (Por si usted llegara a leer esto).


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada