ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

domingo, 10 de julio de 2011

Éste es un nuevo día. (A Facundo Cabral)


Facundo Cabral, cantautor argentino de 74 años, fue asesinado ayer sábado, día 9 de julio, en la capital de Guatemala, donde había ofrecido unos recitales.  Cabral dio su último concierto el día 7 y la última canción que cantó en un auditorio fue "No soy de aquí, ni soy de allá".

El siguiente vídeo, es del 30 de abril del 2006. Facundo Cabral termina su Concierto en Alicante (España) con su más emblemático tema pero minutos antes, como si fuese una premonición, nos habla de la vida y recuerda a Guatemala, país donde fatídicamente ha fallecido asesinado.


Los días 7 y 8, estuve retocando la entrada “No estás deprimido, estás distraído”, que publiqué el 22 de febrero, porque el audio con la voz de Facundo Cabral llevaba un tiempo sin funcionar y subí el mp3 con su voz a un nuevo alojamiento. Aproveché la ocasión y volví a disfrutar con la lectura de este libro a la vez que escuchaba la voz del propio autor. ¿Casualidad? Yo no creo en la casualidad.

He seleccionado algunos fragmentos:

"… El que murió simplemente se nos adelantó porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el AMOR, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte, hay mudanza y del otro lado, te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre…

…Lo que llamamos muerte es el estado más sutil de la luz…

…El principio y el final, es decir, la vida y la muerte son invenciones de la mente…

…Sólo las moléculas se disuelven. La conciencia no muere con la materia. La luz de la conciencia seguirá iluminando los infinitos caminos de la vida…

…Nada es para siempre. Debemos estar atentos, listos para el cambio, para toda circunstancia, porque la vida es como es, no como debería ser. Todo nos fue dado, por lo tanto, nada nos pertenece; sólo nos queda gozar lo creado y cuidarlo para el que vendrá, que es una continuación nuestra como nosotros somos continuadores de nuestros padres, de nuestros abuelos, de nuestros bisabuelos…”


Desde aquí, y allá donde esté tu consciencia, mi homenaje y gratitud por haber contribuido al despertar de la humanidad. Gracias por tu sabiduría y por tu gran legado.

ÉSTE ES UN NUEVO DÍA. FACUNDO CABRAL.



Prosa:

Esta es la canción que canto cada mañana al despertar, para agradecerle al Señor la gentileza de un nuevo día, es decir, de una nueva oportunidad. Porque siempre se puede empezar de nuevo. En una eternidad, siempre se puede empezar de nuevo y esto es tan cierto como que el paraíso no está perdido sino olvidado.

Canto:

Este es un nuevo día para empezar de nuevo, para buscar al ángel, que me crece los sueños.

Para cantar, para reír, para volver a ser feliz.

Prosa:
Todos nacemos con un ángel de la guarda pero pocos lo conservamos. Hay quien prefiere un psicoanalista. Todos tenemos una conciencia pero pocos la escuchamos. Hay quien prefiere la televisión.

Todos somos ricos, es decir hijos de Dios, pero pocos lo sabemos.

Perdona hermano que yo no entienda que no seas feliz en tan bello planeta, que hayas hecho un cementerio de esta tierra, donde está toda la vida que es una fiesta. Tienes un corazón, un cerebro, un alma, un espíritu. Entonces cómo puedes sentirte pobre y desdichado.

Canto:

En este nuevo día, yo dejaré el espejo y trataré de ser, por fin, un hombre bueno. De cara al sol, caminaré y con la luna, volaré.

Prosa:

Ahora mismo le puedes decir basta a la mujer que ya no te gusta, al hombre que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana y desde el helicóptero, a los que quieren dirigir tu vida.
Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste porque la vida es aquí y ahora mismo.
Por eso...

Canto:

Este es un nuevo día, para empezar de nuevo, para buscar al ángel que nos crece los sueños. Para cantar, para reír. Para volver a ser feliz. Sí Señor.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada