ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

viernes, 28 de enero de 2011

Discurso final de "EL Gran Dictador"


El Gran Dictador es una película estadounidense escrita, dirigida y protagonizada por Charles Chaplin (1889-1977). Se estrenó en Nueva York en 1940. Es éste su segundo largometraje sonoro y en él hace una sátira agria de Hitler.

Chaplin finaliza la película con un manifiesto tremendamente emotivo donde expone el horror de la guerra y lo terrible que es para las personas estar sometidas bajo la figura de un dictador. Defiende ante todo la solidaridad entre humanos con el fin de crear un mundo unido y mejor que el actual.

Sorprende la vigencia del mensaje de esta obra de los años 40.


“Lo siento; pero yo no quiero ser emperador. Ése no es mi oficio. No quiero gobernar ni conquistar a nadie. Sino ayudar a todos, si fuera posible; judíos y gentiles, blancos o negros.

Tenemos que ayudarnos unos a otros. Los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacerlos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos. La buena tierra es rica, y puede alimentar a todos los seres.

El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las almas. Ha levantado barreras de odio; nos ha empujado hacia la miseria y las matanzas. Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado nosotros. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que máquinas, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura. Sin esas cualidades, la vida será violenta y se perderá todo.

Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de esos inventos exige bondad humana; exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.

Ahora mismo mi voz llega a millones de personas en todo el mundo; a millones de desesperados, hombres, mujeres, niños; víctimas de un sistema que hace torturar seres humanos y encarcelar a seres inocentes. A los que pueden oírme les digo: "¡No desesperéis!" La desdicha que ha caído sobre nosotros no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen el verdadero avance del progreso humano. Los hombres que odian desaparecerán y caerán los dictadores; el poder que le arrebataron al pueblo ha de retornar al pueblo. Y así, mientras el hombre exista, la libertad no perecerá.

¡Soldados! ¡No os rindáis a esos hombres que en realidad os desprecian y os esclavizan, que reglamentan vuestras vidas y os dicen lo que tenéis que hacer, que pensar y que sentir! ¡Que os comen el cerebro, que os tratan como a ganado y que os utilizan como carne de cañón! No os entreguéis a esos individuos inhumanos, hombres máquina que tienen máquinas en su cerebro y en su corazón! ¡Vosotros no sois máquinas! ¡No sois ganado! ¡Sois hombres! ¡Y con el amor de la humanidad en vuestros corazones! ¡No al odio! ¡Sólo odian los que no pueden amar y los inhumanos!

¡Soldados! ¡No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad! En el capítulo 17 de San Lucas se lee: “El Reino de Dios está dentro del hombre.” No de un solo hombre o de un grupo de hombres, sino de todos los hombres. Está en vosotros. ¡Vosotros, el pueblo, tenéis el poder, el poder de crear máquinas! ¡El poder de crear felicidad! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder de hacer esta vida libre y hermosa; de convertirla en una maravillosa aventura. ¡En nombre de la democracia, utilicemos ese poder, actuando todos unidos! Luchemos por un mundo nuevo; un mundo justo que a todos asegure la oportunidad de trabajo, que dé futuro a los jóvenes y protección a los mayores.

Con la promesa de tales cosas es como esas fieras han escalado al poder. Pero, ¡sólo engañan y mienten! ¡No cumplen lo que prometen! ¡Jamás lo cumplirán! Los Dictadores se hacen libres ellos, sin embargo esclavizan al pueblo. ¡Luchemos ahora nosotros para hacer realidad lo prometido; todos a luchar por la libertad del mundo entero, para derribar barreras, para derribar la ambición, el odio y la intolerancia! ¡Luchemos por el mundo de la razón, un mundo en que la ciencia y el progreso auténtico nos conduzcan a todos a la felicidad! ¡Soldados, en nombre de la democracia, debemos unirnos todos!”

Charles Chaplin

Chaplin concluye el discurso, y la película, invocando a Hanah, la joven judía que oye el discurso desde su casa arrasada por los invasores:

"Hannah, ¿puedes oírme? ¡Dondequiera que estés, mira a lo alto! ¡Mira, Hannah, las nubes están desapareciendo! ¡El sol se está abriendo paso a través de ellas!¡Estamos saliendo de la oscuridad y penetrando en la luz! ¡Estamos entrando en un mundo nuevo, un mundo más amable, donde los hombres se elevarán sobre su avaricia, su odio y su brutalidad! ¡Mira, Hannah, han dado alas al alma del hombre y, por fin, empieza a volar! ¡Vuela hacia el arco iris, hacia la luz de la esperanza! ¡Mira a lo alto, Hannah, mira a lo alto! ".

Hannah dirige la mirada al cielo con esperanza y, sobre su rostro, se cierra la pantalla.

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


miércoles, 26 de enero de 2011

Cuatro sentidos

“Esto es un homenaje para los que viven la vida sin un sentido, pero encuentran cada día más sentido a su vida”. 

El spot ha dejado de ser spot, se ha convertido en corto, el corto en arte, el arte en sentimiento y el sentimiento en un sincero agradecimiento de unos hijos para con sus padres.

Familia Gualda-López

El spot-cortometraje Cuatro sentidos producido por Brothers Films para McCann Erickson y Campofrío ha devuelto la publicidad, en tiempos de crisis (creativa y económica), al estatus de arte cinematográfico. La campaña, que se estrenó en cines el 1 de octubre de 2010 y se emite en televisión en diferentes metrajes, cuenta con planos secuencia bajo dirección de Rebeca Díaz Morales  - que ya obtuvo un premio a la mejor dirección novel por el cortometraje Bogart y yo en el New York Film Academy y un León de Bronce en el Festival de Cannes 2004 por el spot Greenpeace - dignos del mejor cine.

Dos hijos deciden homenajear a sus padres ciegos con motivo de sus Bodas de Plata. Lo sorprendente y relevante es que el caso es real: los hermanos Azahara y Pascual, que viven en Granada, deciden dar a sus padres, Merche y Pascual,  una sorpresa. La madre sufre una discapacidad visual del 70 por ciento, mientras que su padre es completamente ciego. Su aniversario de bodas estaba cerca, y los dos jóvenes decidieron seguir adelante con una idea: organizarles un verdadero festival para los cuatro sentidos que sí pueden usar sus padres no videntes.

Un conjunto de cuerdas los despierta con el conocido tema “Nessum Dorma” de Puccini; los llevan a un laboratorio de esencias y al campo para que recuerden los aromas de su juventud; con Pascual, su padre, viajan al pueblo natal para “reconocer” con su fino tacto a sus no pocos vecinos y amigos, y, finalmente “redescubren” el gusto con un rico plato preparado con el jamón de la firma auspiciadora.

El mensaje: dos maneras de tomarse la vida. Puedes vivir lamentándote de todo lo que te falta; o aprovechar al máximo lo que sí tienes.

Colaboran el cheff Martín Berasategui, La Orquesta Filarmónica Internacional y la fábrica de perfumes Labitae.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


martes, 25 de enero de 2011

La Primera Ley Hermética o Ley de la Atracción


El Kybalión es un documento que contiene el conjunto de enseñanzas de la filosofía hermética. Escrito en los albores del siglo XX, su autoría se debe a un grupo anónimo de personas autodenominado Los Tres Iniciados. Las bases del hermetismo se atribuyen a un alquimista místico y deidad de algunas logias ocultistas llamado Hermes Trismegisto, cuya existencia pudo haber transcurrido en Egipto antes de la época de los faraones.

Los siete principios o axiomas del hermetismo son:

1- Mentalismo. El Todo es mente; el universo es mental.

2- Correspondencia. Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba. Afirma que este principio se manifiesta en los tres grandes planos: el físico, el mental y el espiritual.

3- Vibración. Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.

4- Polaridad. Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.

5- Ritmo. Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.

6- Causa y efecto. Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte o azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley.

7- Género. El género existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; el género se manifiesta en todos los planos. En el plano físico es la sexualidad.

LA PRIMERA LEY HERMÉTICA

“El Todo es Mente; el universo es mental”.

“El universo es una creación mental sostenida en la mente del Todo.”

¿Qué es y cómo funciona?

Todo lo que llega a tu vida, tú y sólo tú, lo estás atrayendo. Atraes a tu vida aquello que piensas o imaginas.

Atraes de forma inconsciente y consciente. La atracción inconsciente sucede cuando dejamos que nuestros pensamientos funcionen mecánicamente. La atracción consciente ocurre cuando manejamos voluntariamente nuestros pensamientos.

Todo lo que piensas, ya sea bueno o malo, lo atraes a tu vida. Cada pensamiento feliz, alegre, atrae a tu vida aquello positivo en lo que tú estás pensando: si piensas en bienestar, atraes bienestar. Cada pensamiento de preocupación atrae más de eso a tu vida: si piensas en deudas…más deudas atraerás.

Existe una fórmula muy sencilla.

Pensamientos + Sentimientos = Atracción
Polo (+) + Polo (–) = Creación (+-)

Las emociones te guiarán.

La clave para controlar los pensamientos está simplemente en auto-observar las emociones que desencadenan.

Las emociones se pueden dividir en dos grandes categorías:

- Emociones positivas: todas aquellas que te hacen sentir bien.
- Emociones negativas: todas aquellas que te hacen sentir mal.

Todos los días debes generar emociones positivas y sentirte feliz.


¿Qué quieres atraer a tu vida?

Una vez que aceptas que tú eres el fabricante de tu propia realidad, verás que tienes la energía para cambiar esa realidad por cualquier cosa que anheles.

¿Qué anhelas atraer?: ¿prosperidad?, ¿salud?, ¿bienestar?, ¿felicidad?, ¿algo material?...

Empieza ahora a cambiar tu mundo, a usar las leyes del universo para atraer dicha y prosperidad a tu vida.

- Define con exactitud lo que quieres atraer.

- Haz una imagen mental de aquello que anhelas atraer, es decir, visualiza lo que quieres.

- Escoge una hora del día para pasar de 5 a 15 minutos seguidos, sin hacer nada más que visualizar nítidamente tu objetivo.

- Pon emociones en tu mezcla y agradece.

El poder de la gratitud.

Adquiere el hábito de agradecer. Escribe una lista de todas aquellas cosas por las cuales puedes agradecer. Agradece todos los días. Notarás que en apenas unos días tu lista comienza a crecer. Notarás un cambio de actitud en ti y en ese cambio de actitud, la dicha y la prosperidad encontrarán su camino hacia ti.

Recuerda deshacerte de viejos hábitos.

Pon atención a tus objetivos, concéntrate en la dirección hacia donde quieres ir y no permitas que aquellas cosas que detestas aniden en tu mente y en tu corazón porque cuanto más pienses en ellas, más se manifestarán en tu vida.

Olvídate de los chismes, la crítica mordaz, las injurias, las mentiras y las calumnias porque el que las profiere, ya está viviendo un calvario y te está invitando a ingresar en su propio infierno.

Practica el perdón porque, al hacerlo, evitas que tu mente y tu corazón se infecten de odio y rencor. Perdonando te perdonas.

Una última e importante recomendación:

Aquellos que enseñan a la humanidad a hacer uso de determinadas fuerzas sin impulsar a elevarse a un nivel moral más alto, obran sin conciencia. Se asemejan a padres irreflexivos que permiten a los niños inconscientes jugar con fuego.

La energía mental es dádiva de Dios y sólo se debe utilizar para buenos propósitos y con buenas intenciones.

Ahora comprenderemos mejor por qué Jesús de Nazareth, dijo: “Por sus obras los conoceréis”.

Esta ley ha sido conocida y usada por importantes personas a través de la historia:

Buda: “Todo lo que somos es el resultado de nuestros pensamientos”

Platón: “Las cosas en última instancia, están constituidas por conceptos”.

Emmanuel Kant : “El exterior es la reflexión del interior .”

Goethe: “Si tú estás verdaderamente comprometido con tu meta, el Universo entero conspira a favor tuyo para que aparezcan los instrumentos y personas, que te permitirán lograrla.”

Víctor Hugo: “No hay nada como la imaginación para crear el futuro. Lo que hoy es utopía, será carne y sangre mañana”.

Graham Bell: “No sabría decir qué es este poder, todo lo que sé es que existe”.

Winston Churchill: “Tu creas tu propio universo durante el camino”

Einstein: “La imaginación lo es todo, es una visión anticipada de las atracciones de la vida que vendrán”.

Martin Luther King: “Da tu primer paso con fe, no es necesario que veas la escalera completa, sólo da tu primer paso con fe”.

Todos nosotros podemos trabajar con un poder infinito. Todos nos guiamos exactamente por las mismas leyes. Las leyes naturales del Universo son leyes exactas y existe una fórmula precisa para lograr dicha y prosperidad en tu vida.


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


lunes, 24 de enero de 2011

Vive en estado Play


Vive en estado Play es el nombre de la campaña publicitaria de Sony para PlayStation 3 en Latinoamérica que se inició el 15 de Noviembre de 2010. Fue desarrollada por la agencia de publicidad Saatchi & Saatchi.

El protagonista de uno de los comerciales de la campaña, tiene un cuerpo de adulto joven con cabeza de bebé. Balbucea y se ríe como bebé pero se enfrenta al mundo adulto con todas sus rutinas.

Se nos muestra a este hombre-bebé o a este bebé-hombre realizando actividades cotidianas de un día de trabajo: levantarse, afeitarse, almorzar, asistir a una junta, caminar por la calle después del trabajo topándose con personajes de todos los días: un mendigo y una mujer con un pequeño y gruñón perro, activar el control remoto para abrir su coche...

La música de fondo es “Young at Heart” interpretada por el extraordinario e inconfundible Frank Sinatra.

El ser humano ha generado gran tolerancia a su capacidad de asombro, dejando que el entusiasmo se desvanezca rápidamente y dando lugar al aburrimiento. Esta campaña hace referencia a la capacidad que brinda el sistema PlayStation 3 de vivir en constante estado de diversión, manteniendo vivo el niño que todos llevamos dentro sin importar la edad cronológica.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


sábado, 22 de enero de 2011

Los granjeros a los que se les daban bien los números

De entre todos los pueblos que el mulá Nasrudin visitó en sus viajes, había uno que era especialmente famoso porque a sus habitantes se les daban muy bien los números. Nasrudin encontró alojamiento en la casa de un granjero. A la mañana siguiente se dio cuenta de que el pueblo no tenía pozo. Cada mañana, alguien de cada familia del pueblo cargaba uno o dos burros con garrafas de agua vacías y se iban a un riachuelo que estaba a una hora de camino, llenaban las garrafas y las llevaban de vuelta al pueblo, lo que les llevaba otra hora más.


- ¿No sería mejor si tuvieran agua en el pueblo?, preguntó Nasrudin al granjero de la casa en la que se alojaba.

- ¡Por supuesto que sería mucho mejor!, dijo el granjero. El agua me cuesta cada día dos horas de trabajo para un burro y un chico que lleva el burro. Eso hace al año mil cuatrocientas sesenta horas, si cuentas las horas del burro como las horas del chico. Pero si el burro y el chico estuvieran trabajando en el campo todo ese tiempo, yo podría, por ejemplo, plantar todo un campo de calabazas y cosechar cuatrocientas cincuenta y siete calabazas más cada año.

- Veo que lo tienes todo bien calculado, dijo Nasrudin admirado. ¿Por qué, entonces, no construyes un canal para traer el agua al río?

- ¡Eso no es tan simple!, dijo el granjero. En el camino hay una colina que deberíamos atravesar. Si pusiera a mi burro y a mi chico a construir un canal en vez de enviarlos por el agua, les llevaría quinientos años si trabajasen dos horas al día. Al menos me quedan otros treinta años más de vida, así que me es más barato enviarles por el agua.

- Sí, ¿pero es que serías tú el único responsable de construir un canal? Son muchas familias en el pueblo.

- Claro que sí, dijo el granjero. Hay cien familias en el pueblo. Si cada familia enviase cada día dos horas un burro y un chico, el canal estaría hecho en cinco años. Y si trabajasen diez horas al día, estaría acabado en un año.

- Entonces, ¿por qué no se lo comentas a tus vecinos y les sugieres que todos juntos construyáis el canal?

- Mira, si yo tengo que hablar de cosas importantes con un vecino, tengo que invitarle a mi casa, ofrecerle té y halva, hablar con él del tiempo y de la nueva cosecha, luego de su familia, sus hijos, sus hijas, sus nietos. Después le tengo que dar de comer y después de comer otro té y él tiene que preguntarme entonces sobre mi granja y sobre mi familia para finalmente llegar con tranquilidad al tema y tratarlo con cautela. Eso lleva un día entero. Como somos cien familias en el pueblo, tendría que hablar con noventa y nueve cabezas de familia. Estarás de acuerdo conmigo que yo no puedo estar noventa y nueve días seguidos discutiendo con los vecinos. Mi granja se vendría abajo. Lo máximo que podría hacer sería invitar a un vecino a mi casa por semana. Como un año tiene sólo cincuenta y dos semanas, eso significa que me llevaría casi dos años hablar con mis vecinos. Conociendo a mis vecinos como les conozco, te aseguro que todos estarían de acuerdo con hacer llegar el agua al pueblo porque todos ellos son buenos con los números. Y como les conozco, te digo que cada uno prometería participar si los otros participasen también. Entonces, después de dos años, tendría que volver a empezar otra vez desde el principio, invitándoles de nuevo a mi casa y diciéndoles que todos están dispuestos.


Hay otro problema, dijo el granjero. Estarás de acuerdo conmigo que una vez que el canal esté construido, cualquiera podrá ir por agua tanto si ha contribuido o no con su parte de trabajo correspondiente.

- Lo entiendo, dijo Nasrudin . Incluso si quisierais, no podríais vigilar todo el canal.

- Pues no, dijo el granjero. Cualquier caradura que se hubiera librado de trabajar, se beneficiaría de la misma manera que los demás y sin coste alguno.

- Tengo que admitir que tienes razón, dijo Nasrudin.

- Así que como a cada uno de nosotros se nos dan bien los números, intentaremos escabullirnos. Un día el burro no tendrá fuerzas, el otro el chico de alguien tendrá tos, otro la mujer de alguien estará enferma y el niño y el burro tendrán que ir a buscar al médico.
Como a nosotros se nos dan bien los números, intentaremos escurrir el bulto. Y como cada uno de nosotros sabe que los demás no harán lo que deben, ninguno mandará a su burro o a su chico a trabajar. Así, la construcción del canal ni siquiera se empezará.

- Tengo que reconocer que tus razones suenan muy convincentes, dijo Nasrudin. Se quedó pensativo por un momento, pero de repente exclamó: Conozco un pueblo al otro lado de la montaña que tiene el mismo problema que ustedes tienen. Pero ellos tienen un canal desde hace ya veinte años.

- Efectivamente, dijo el granjero, pero a ellos no se les dan bien los números.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


viernes, 21 de enero de 2011

Moratín 36. Vivir y morir en soledad

Cada año mueren en nuestro país centenares de ancianos y ancianas totalmente solos después de haber tenido una vida de entrega a los demás.


“Moratín 36″ es un cortometraje dirigido por el realizador madrileño Paco Egido e interpretado por Raúl Sénder.

El asunto que aborda es un golpe en el estómago de esta sociedad que se dice moderna; una llamada a recapacitar sobre la situación de los ancianos que viven solos, especialmente en las grandes ciudades.

El Padre Miguel y Manuela son los protagonistas de una historia a la que seguramente cualquiera de nosotros le pondríamos otros nombres y otros apellidos.

Este corto ha sido premiado en la VIII Muestra Nacional de Cortometrajes CinemAjalvir 2010 y pretende homenajear a los ancianos y ancianas que viven y mueren en soledad, así como apoyar el proyecto solidario que llevan a cabo los Hermanos de Cruz Blanca dando asistencia a los enfermos incurables y a los más necesitados.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


lunes, 17 de enero de 2011

El triple filtro

Sócrates (470-399 a. C.)  

En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.

Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:

-¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?

-Espera un minuto -replicó Sócrates-. Antes de decirme nada quisiera que pasaras un pequeño examen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.

- ¿Triple filtro?

- Correcto -continuó Sócrates-. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir, es por eso que lo llamo el examen del triple filtro.

-El primer filtro es la verdad. ¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?

-No -dijo el hombre-, realmente solo escuché sobre eso y...

-Está bien -dijo Sócrates-. Entonces realmente no sabes si es cierto o no. Ahora permíteme aplicar el segundo filtro, el filtro de la bondad. ¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?

-No, por el contrario...

-Entonces, deseas decirme algo malo sobre él pero no estás seguro de que sea cierto. Pero podría querer escucharlo porque queda un filtro: el filtro de la utilidad. ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?

-No, la verdad es que no.

-Bien -concluyó Sócrates-, si lo que deseas decirme no es cierto ni bueno e incluso no es útil ¿para qué querría saberlo?



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


sábado, 15 de enero de 2011

Fábula de la Hormiga Maestra Feliz

Todos los días, muy temprano, llegaba a su escuela la productiva Hormiga Maestra. Allí pasaba sus días trabajando en su aula y tarareando una canción de amor. Ella era productiva y feliz pero no era supervisada…


El Abejorro Secretario de Educación General, consideró que eso no era posible y creó el puesto de Director de Educación Infantil, Primaria y Secundaria para lo cual, se contrató a un Escarabajo con mucha experiencia en Administración de Empresas y Organización Escolar.

La primera preocupación del Escarabajo Director fue organizar la hora de llegada y de salida y también preparó hermosos informes. Era tanta la documentación, que pronto fue necesario contar con una Secretaria para que ayudara a prepararlos. Contrataron a una Araña muy picuda que organizó los archivos y se encargó del teléfono.

Mientras tanto, la Hormiga Maestra Feliz trabajaba y trabajaba con sus alumnos y alumnas.

El Abejorro Secretario de Educación estaba encantado con los informes del Escarabajo Director. Pidió cuadros comparativos, gráficos, indicadores de logro, estadísticas de aprovechamiento… Entonces fue necesario contratar a un Gorgojo especialista en control escolar para ayudar al Director y fue indispensable la adquisición de nuevos ordenadores con impresoras a color para el nuevo Jefe de Sector.

La Hormiga Maestra Feliz dejó de tararear sus melodías y comenzó a quejarse de todo el papeleo que tenía que hacer ahora.

El Abejorro Secretario de Educación observó un alza en los índices de deserción y de reprobación y consideró que era momento de adoptar medidas:


Crearon el cargo de Supervisor de zona. El cargo fue para una Cigarra que necesitó nuevos ordenadores. Cuando se tienen tantos ordenadores, hay que tener un ingeniero de sistemas. El cargo fue ocupado por un aguerrido Piojo.

Con tanta información, el nuevo Supervisor de zona necesitó un asistente y contrató a un Grillo con experiencia para que le ayudara a preparar el

plan estratégico de la zona y el proyecto anual de trabajo para la escuela donde trabajaba la Hormiga Maestra Feliz.

La hormiga ya no tarareaba sus viejas melodías y cada vez se le notaba más apática, neurótica, estresada, desmotivada y ya no quería trabajar. Solo de imaginar que tenía que trabajar ahora hasta los 65 años para poder jubilarse, le daba pánico.

“Vamos a tener que elevar la calidad educativa y perfeccionar a la Hormiga Maestra”.

Así que se contrató a una Luciérnaga para dar cursos de perfeccionamiento.

Un día el Secretario de Educación, al revisar las cifras, se dio cuenta de que la escuela donde trabajaba la Hormiga Maestra Feliz, tenía muchos alumnos/as con fracaso escolar. Así que contrató al Búho, prestigioso Consultor de Evaluación, para que hiciera un diagnóstico.

El Búho estuvo tres meses en la escuela y pronto emitió un informe:

"Hay demasiada gente en educación..."

El Secretario de Educación siguió el consejo del consultor y... despidieron a la hormiga infeliz.

Le dijeron que no era nada profesional porque nunca supo interpretar los verdaderos enfoques educativos ni las ideas de sus superiores.


Moraleja:


Si eres la Hormiga Maestra Feliz, dependes de gente que no sabe qué es la educación, que sólo quieren quedar bien con sus jefes o sus votantes y que están en un despacho porque no consiguieron ser buenos maestros. Intenta seguir trabajando sin que nada te afecte.

Si eres cualquiera de los otros personajes...

¡Enhorabuena!. ¡Lo conseguistéis!

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


jueves, 13 de enero de 2011

Reinventarse. Tu segunda oportunidad


Mario Alonso Puig, autor de Vivir es un asunto urgente y Madera de líder, presentó en el 2010 Reinventarse, un libro que invita a sus lectores a caminar en el proceso de auto descubrimiento.

Este libro expone los aspectos menos conocidos y más importantes del funcionamiento de la mente humana. Invita a adentrarse un poco más en la verdadera realidad de cada uno, darse cuenta de que gran parte de la angustia y el sufrimiento que experimentamos en la vida es optativo y que nuestra naturaleza fundamental es fuente de energía, de sabiduría, de serenidad, de alegría, de creatividad y de amor.

Reinventarse no quiere decir convertirse en alguien distinto a quien se es, sino sacar a flote nuestro verdadero SER. Es en este nuevo espacio de posibilidades donde afloran la creatividad, la sabiduría y la energía que transforman por completo nuestra experiencia, trayendo una mayor serenidad, ilusión y confianza a nuestras vidas. Está en nosotros, en el ejercicio de nuestra libertad personal, hacer elecciones que paulatinamente nos lleven a transformar nuestra forma de mirar.

El Dr. Mario Alonso Puig nos ofrece un mapa con el que conocernos mejor a nosotros mismos. Poco a poco irá desvelando el secreto de cómo las personas creamos los ojos a través de los cuales observamos y percibimos el mundo. Son estos ojos los que tantas veces hacen que nos enfoquemos en las culpas del pasado y no en las posibilidades del futuro. El futuro que este libro nos permitirá afrontar con una nueva mirada.

Mario Alonso Puig ha ejercido la Cirugía General y del Aparato Digestivo durante más de 25 años.

Fellow en Medicina y Cirugía por la Universidad de Harvard, completó su formación con un Master en Dirección Hospitalaria (IESE), Diploma Internacional de Estudios Superiores en Sofrología Médica y, además, recibió el Premio máximo al Mérito en Comunicación y Relaciones Humanas por el Instituto Dale Carnegie de Nueva York. Es miembro de la Academia de Ciencias de Nueva York y de la Asociación para el Avance de la Ciencia.

Trabajó durante dos años en el Instituto de Ciencias Neurológicas de Madrid y ha dedicado gran parte de su vida al estudio de las Funciones Superiores del Cerebro. Por otra parte, su interés particular en el Aparato Digestivo le ha llevado a aplicar sus conocimientos y experiencias al mundo del estrés y a su repercusión en las dolencias digestivas.

Es uno de los máximos investigadores de la Inteligencicia Humana y del Aprendizaje.

En el mundo de la empresa es uno de los conferenciantes más prestigiosos, y gracias a sus seminarios y talleres de formación, es un especialista en el campo de la Motivación, el Liderazgo y la Creatividad.
De acuerdo con Alonso Puig, varias investigaciones han confirmado que los pensamientos positivos fortalecen nuestro sistema inmunológico a la vez que los negativos nos debilitan. El autor manifiesta su sorpresa ante la cantidad de recursos y posibilidades que los seres humanos tenemos en nosotros mismos y que aún no hemos descubierto en nuestro interior: “Una vez que la persona descubre que los tiene y los potencia puede crecer de una manera sorprendente”.

A continuación os dejo la entrevista que el día 24 de julio de 2010 hicieron Carles Mesa y Sergio Fernández a Mario Alonso Puig en el programa No es un día cualquiera de Radio Nacional, en el espacio sobre crecimiento personal y psicología práctica denominado Pensamiento positivo.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


miércoles, 12 de enero de 2011

Las lumbres de San Antón


La noche del 16 de Enero, víspera de la festividad de San Antonio Abad, se celebra en Jaén “Las lumbres de San Antón”, una de las fiestas más características del calendario jiennense.

La tradición de la hoguera parece una reminiscencia cristianizada de antiguos ritos paganos. Es posible que estas hogueras tuvieran connotaciones mágicas, que se esperara de ellas ahuyentar las enfermedades y plagas de los animales.

Tradicionalmente, al atardecer se encendían lumbres en todos aquellos lugares en los que había ganado y animales domésticos.

Muchos pueblos de la provincia celebran este ritual de fuego pero lo más interesante es que en la capital, se ha producido el cambio de fiesta rural a urbana.

De los orígenes de la fiesta tenemos constancia en las Crónicas del Condestable Lucas de Iranzo, en el s.XV, de que en la noche del 16 de enero éste enviaba cuatro hachas de vela que ardían ante el altar del santo toda la noche y el día 17 completo. Al parecer, una cofradía de ballesteros, encargados de la defensa de la ciudad contra los ataques árabes, se mantenía bajo la advocación de San Antón y tenía una capilla en la catedral.

Hay también una relación clara con el ciclo de la cosecha y de las labores del olivar. Para la fiesta, la recolección de la aceituna está acabada y se pasa a la poda del olivo. Precisamente son estos restos de la corta, el ramón, el material básico de la hoguera. A ella se le unen los capachos viejos de esparto, que se usaban en el prensado tradicional, empapados aún en aceite, un excelente combustible, y muebles viejos de los que acaso se cambian una vez que se dispone de dinero al cobrar los jornales de la aceituna.

En Jaén, a todo lo que se echa para alimentar las diversas hogueras se le conoce con el nombre de “tirajitos”, palabra procedente de esterajos o esterajitos que eran los ya mencionados trozos de estera de los capachos de prensar la aceituna, cuando ya se deshacían y eran inservibles por tener la “pleita” pasada a causa de las múltiples moliendas.
Finalmente, la palabra tirajitos denomina a todo lo que sobra y su única valía está en arder en la hoguera.

Durante los días previos, los vecinos, y muy especialmente los niños, salían a los campos cercanos a por ramón y buscaban en las casas materiales que sirvieran de combustible.

No eran infrecuentes las reyertas entre las chiquillerías de barrios o calles distintas por la posesión del ramón. Tampoco los hurtos sobre los almacenes de tirajitos de los rivales... Estas situaciones iban creando el ambiente de la fiesta y el interés porque la lumbre de cada uno fuera la mejor,  suscitaba sentimientos de pertenencia al grupo más inmediato.

En la hoguera, en lo alto de un mástil, se sitúa un muñeco de trapo, una especie de espantapájaros que se confecciona con ropas viejas y se rellena de paja. En ocasiones la cabeza se confecciona con una calabaza hueca. El muñeco se rellena de mistos roseteros y petardos, que explosionan ruidosamente al prenderse. Representa, tal vez, el triunfo sobre el diablo: la figura del mal que desaparece en un mar de fuego.


Es en San Antón cuando se canta y baila el melenchón, posiblemente el baile más propio de Jaén. A medio camino entre juego y el baile, el melenchón se baila junto o alrededor del fuego.

Lola Torres, que a mediados del siglo XX recogió letras de multitud de melenchones que se han librado así del olvido, describía el baile de la siguiente forma: “toman parte de este juego o baile “mocicos y mocicas” cogidos de la mano. Unas veces en forma de “melenchón”, rodeando la lumbre, y otras en un llanete cerca de ella. En este caso, durante la primera parte, que es la copla, se queda un mozuelo o una muchacha en el centro. En el estribillo elige pareja y entonces ellos dos prendidos de la mano danzan de un lado para otro, llevando el ritmo, mientras los demás, parados, cantan la canción acompañándose de palmadas en las partes o tiempos fuertes del compás”.
Las letras eran de tema variado, predominando las de tema amoroso, satírico o irónico. Son letras picantonas y desenfadadas, con un gracejo popular que mueve a la risa.

En la noche de San Antón es tradicional comer, entre vino y vino y al calor de la hoguera, rosetas o palomitas de maíz. Cualquier tapa sencilla es adecuada para esa noche especialmente de embutidos de la aún reciente matanza. Sin embargo, el plato más característico es la calabaza batatera o el carruécano asado al horno con azúcar y canela.

En las hogueras, los vecinos comparten las vituallas en alguna mesa que se sitúa en una esquina de la plazuela o de la calle. Es frecuente que a los visitantes, los que van de una lumbre a otra, se les ofrezca un vino y una tapa mientras se queda acompañándolos un rato. En la actualidad son más frecuentes las barras, preparadas en la calle por las asociaciones de vecinos, con su plancha para poder degustar alguna tapa caliente y su grifo de cerveza...

Frente a otras celebraciones populares que se han debilitado con el paso del tiempo hasta casi desaparecer, San Antón se ha ido revitalizando y adaptando al paisaje urbano de una ciudad que muta y crece.

 

A ello ha contribuido, sin duda alguna, la celebración de la Carrera Popular de San Antón, que se disputó por primera vez en el año 1984 y está incluida dentro del calendario de carrreras de la Federación Española de Atletismo. Los jiennenses se han identificado con este acontecimiento deportivo y salen a aplaudir a los corredores a lo largo del circuito urbano. Se distribuyen entre los espectadores una especie de luminarias o pequeñas antorchas que dan a la carrera un aspecto singular.

El Ayuntamiento organiza además un concurso entre las lumbres de los distintos barrios, lo que procura un incentivo añadido a la celebración.

También es notable cómo los barrios más modernos se han incorporado a esta tradición: cualquier espacio abierto es un lugar apropiado para amontonar el ramón y prender la lumbre en cuanto el sol se va.

Lumbres hay por toda la ciudad, pero las más interesantes coinciden con los barrios más populares: La Magdalena, San Felipe, La Alcantarilla, Santa Isabel, Polígono del Valle, Gran Eje…

Frente a estos síntomas de revitalización, nos encontramos que, por un lado, y en aras de la seguridad, cada vez son menos las hogueras que se celebran en el núcleo urbano y se suelen desplazar hacia solares y zonas algo más despobladas y, por otro lado, van ganando terreno los altavoces de feria, las rumbas y las sevillanas en detrimento de melenchones.

Os dejo tres vídeos: de una de las lumbres del barrio de Santa Isabel del año 2009, de la carrera de San Antón del año 2010 y de una selección de melenchones cantados por un grupo de usuarios/as del Centro Asociado Guadalinfo Jaén El Valle.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


martes, 11 de enero de 2011

¿Qué hijos/as vamos a dejar a este mundo?

Leopoldo Abadía (Zaragoza, 1933) es un profesor y escritor español conocido por su análisis de la crisis económica actual, desde un lenguaje coloquial y llano, mediante un artículo publicado en su sitio web que recibió miles de visitas en apenas unas semanas y que le llevó a publicar un libro titulado “La crisis Ninja y otros misterios de la economía actual”.

Leopoldo Abadía

Leopoldo Abadía dice en uno de sus artículos:

"Me escribe un amigo diciendo que está muy preocupado por el futuro de sus nietos. Que no sabe qué hacer: si dejarles herencia para que estudien o gastarse el dinero con su mujer y que "Dios les coja confesados". Lo de que Dios les coja confesados es un buen deseo pero me parece que no tiene que ver con su preocupación.

En muchas de mis conferencias, se levantaba una señora (ésto es pregunta de señoras) y decía esa frase que a mí me hace tanta gracia: “¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos?” Ahora, como me ven mayor y ven que mis hijos ya están crecidos y que se manejan bien por el mundo, me suelen decir “¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros nietos?”

Yo suelo tener una contestación de la que cada vez estoy más convencido: ¿Y a mí, qué me importa?

Quizá suena un poco mal pero es que, realmente, me importa muy poco.

Yo era hijo único. Ahora, cuando me reúno con los otros 64 miembros de mi familia directa, pienso lo que dirían mis padres si me vieran, porque de 1 a 65 hay mucha gente. Por lo menos, 64.

Mis padres fueron un modelo para mí. Se preocuparon mucho por mis cosas, me animaron a estudiar fuera de casa (cosa fundamental, de la que hablaré otro día, que te ayuda a quitarte la boina y a descubrir que hay otros mundos fuera de tu pueblo, de tu calle y de tu piso), se volcaron para que fuera feliz. Y me exigieron mucho.

Pero ¿qué mundo me dejaron? Pues mirad, me dejaron:

1. La guerra civil española
2. La segunda guerra mundial
3. Las dos bombas atómicas
4. Corea
5. Vietnam
6. Los Balcanes
7. Afganistán
8. Irak
9. Internet
10. La globalización

Y no sigo porque ésta es la lista que me ha salido de un tirón, sin pensar. Si pienso un poco, escribo un libro.

¿Vosotros creéis que mis padres pensaban en el mundo que me iban a dejar? ¡Si no se lo podían imaginar!

Lo que sí hicieron fue algo que nunca les agradeceré bastante: intentar darme una muy buena formación. Si no la adquirí, fue culpa mía.

Eso es lo que yo quiero dejar a mis hijos porque si me pongo a pensar en lo que va a pasar en el futuro, me entrará la depre y, además, no servirá para nada porque no les ayudaré en lo más mínimo.


A mí me gustaría que mis hijos y los hijos de ese señor que me ha escrito y los tuyos y los de los demás, fuesen gente responsable, sana, de mirada limpia, honrados, no murmuradores, sinceros, leales. Lo que por ahí se llama "buena gente" porque si son buena gente, harán un mundo bueno. Por tanto, menos preocuparse por los hijos y más darles una buena formación: que sepan distinguir el bien del mal, que no digan que todo vale, que piensen en los demás, que sean generosos... En estos puntos suspensivos podéis poner todas las cosas buenas que se os ocurran.

Al acabar una conferencia la semana pasada, se me acercó una señora joven con dos hijos pequeños. Como también aquel día me habían preguntado lo del mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos, ella me dijo que le preocupaba mucho qué hijos íbamos a dejar a este mundo.

A la señora joven le sobraba sabiduría y me hizo pensar. Y volví a darme cuenta de la importancia de los padres porque es fácil eso de pensar en el mundo, en el futuro, en lo mal que está todo pero mientras los padres no se den cuenta de que los hijos son cosa suya y de que si salen bien la responsabilidad es un 97% suya y si salen mal, también, no arreglaremos las cosas y el Gobierno y las Autonomías se agotarán haciendo Planes de Educación, quitando la asignatura de Filosofía y volviéndola a poner, añadiendo la asignatura de Historia de mi pueblo (por aquello de pensar en grande) o quitándola, diciendo que hay que saber inglés y todas estas cosas.

Pero lo fundamental es lo otro: los padres. Ya sé que todos tienen mucho trabajo, que las cosas ya no son como antes, que el padre y la madre llegan cansados a casa, que mientras llegan, los hijos ven la telebasura, que lo de la libertad es lo que se lleva, que la autoridad de los padres es cosa del siglo pasado. Lo sé todo. TODO. Pero no vaya a ser que como lo sabemos todo, no hagamos NADA.

P. D.:

1. No he hablado de los nietos porque para eso tienen a sus padres.

2. Yo con mis nietos, a merendar y a decir tonterías y a reírnos y a contarles las notas que sacaba su padre cuando era pequeño.

3. Y así, además de divertirme, quizá también ayudo a formarles."

Os dejo con un cachondo vídeo de José Mota sobre la intervención de los padres en el estudio de los hijos. El sentido de humor se hace imprescindible...



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


viernes, 7 de enero de 2011

Treinta y tantos. Generación de los 80

Coca Cola, en su campaña "El lado Coca Cola de tu vida", lanza en España en los años 2007 y 2008 dos de esos anuncios que marcan época ya que muchos/as nos sentimos y se sienten muy identificados/as con este mensaje.


Han sabido llegar muy muy bien al corazoncito de muchos/as… Se nota de qué edad empiezan a ser los creativos que manejan el cotarro en algunas agencias.

¿Cómo podría estar mal un anuncio en que hay apariciones de Mayra Gómez Kemp, Mecano, Loquillo y la empanadilla de Móstoles?

La música del segundo vídeo es una versión de la canción Gold de Spandau Ballet (1983).



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


jueves, 6 de enero de 2011

Los abrazos


Se ha comprobado que todos necesitamos contacto físico para sentirnos bien y una de las formas más importantes de contacto físico es el abrazo.

Cuando nos tocamos y nos abrazamos, llevamos vida a nuestros sentidos y reafirmamos la confianza en nuestros propios sentimientos.

Algunas veces no encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos y el abrazo es la mejor manera.

Hay veces que no nos atrevemos a decir lo que sentimos, ya sea por timidez o porque los sentimientos nos abruman, en esos casos se puede contar con el idioma de los abrazos.

Los abrazos, además de hacernos sentir bien, se emplean para aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad. Provocan alteraciones fisiológicas positivas en quien toca y en quien es tocado. Acrecientan la voluntad de vivir en los enfermos.

¿Qué nos brinda un abrazo?

PROTECCIÓN. El sentirnos protegidos es importante para todos pero lo es más para los niños y los ancianos quienes dependen del amor de quienes los rodean.

SEGURIDAD. Todos necesitamos sentirnos seguros. Si no lo conseguimos, actuamos de forma ineficiente y nuestras relaciones interpersonales declinan.

CONFIANZA. La confianza nos puede hacer avanzar cuando el miedo se impone a nuestro deseo de participar con entusiasmo en algún desafío de la vida.

FORTALEZA.Cuando transferimos nuestra energía con un abrazo, aumentan nuestras propias fuerzas.

SALUD. El contacto físico y el abrazo imparten una energía vital capaz de sanar o aliviar dolencias menores.

AUTOVALORACIÓN. Mediante el abrazo podemos transmitir un mensaje de reconocimiento al valor y la excelencia de cada individuo.


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


martes, 4 de enero de 2011

Los Reyes Magos existen


"Apenas se había sentado al llegar a casa dispuesto a escuchar, como todos los días, lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando Lucía, en voz algo baja, como con miedo, le dijo:

- ¿Papá?

- Sí, hija, cuéntame.

- Oye, quiero... que me digas la verdad.

- Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido-.

- Es que... -titubeó Lucía-.

- Dime, hija, dime.

- Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Lucía se quedó mudo. Miró a su mujer intentando descubrir el origen de aquella pregunta pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba fijamente.

- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?

La nueva pregunta de Lucía le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:

- ¿Y tú qué crees, hija?

- Yo no sé, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas pero como las niñas dicen eso…

- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...

- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!

- No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Lucía-

- Entonces no lo entiendo, papá.

- Siéntate Lucía y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre mientras señalaba con la mano el asiento a su lado-.

Lucía se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo. Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

- Es verdad que sería fantástico pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito…


Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:

- Sois muy buenos queridos Reyes Magos y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

- ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas-. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño, que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos pero no podemos tener tantos pajes; no existen tantos.

- No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración-.

- Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños -preguntó Dios-.

- Sí, claro, eso es fundamental -asintieron los tres Reyes-.

- Y ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

- Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres-

- Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los
niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

- Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes y que, en vuestro nombre y de vuestra parte, regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender ésto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Lucía hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:

- Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.

Y corriendo se dirigió a su cuarto regresando con su hucha en la mano mientras decía:

- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo pero para el año que viene ya guardaré más dinero.

Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos."

Espero que os haya gustado. Os dejo con el corto titulado "La gran mentira" con el que la Red Remo de Compañías Creativas, red de agencias de publicidad españolas, nos felicitaron la Navidad 2005.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


lunes, 3 de enero de 2011

Las pertenencias


Un hombre murió repentinamente. Al darse cuenta, vio que se acercaba un ser muy especial que no se parecía a ningún ser humano. Llevaba una maleta consigo y le dijo:

- Amigo mío, es hora de irnos: soy la muerte.

El hombre, asombrado, le preguntó:

- ¿Ya?… ¡tan pronto!… Tenía muchos planes…

- Lo siento, amigo, pero es el momento de tu partida.

- ¿Qué traes en esa maleta? - preguntó el hombre-

- Tus pertenencias…

- ¿Mis pertenencias? ¿Mis cosas, mis ropas, mi dinero? …

- Lo siento: las cosas materiales que tenías, nunca te pertenecieron… Eran de la tierra.

- ¿Traes entonces mis recuerdos?

- Esos ya no vienen contigo. Nunca te pertenecieron. Eran del tiempo.

- ¿Traes mis talentos?

- No. Nunca te pertenecieron… Eran de las circunstancias.

- ¿Traes a mis amigos, a mis familiares?

- Tampoco. Ellos eran del camino.

- ¿Traes a mi mujer y a mis hijos?

- Nunca te pertenecieron. Eran de tu corazón.

- ¿Traes mi cuerpo?

- Ya te dije que es propiedad de la tierra.

- Entonces, ¿traes mi alma?

- El alma es de Dios.

Entonces el hombre lleno de miedo arrebató a la muerte la maleta y al abrirla se dio cuenta que estaba vacía.

Con una lágrima de desamparo brotando de sus ojos, el hombre le dijo:

- ¿Nunca tuve nada?

Si amigo mío… Cada uno de los momentos que viviste, fueron solo tuyos.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


sábado, 1 de enero de 2011

Avatar. El cambio es personal


Es posible que hayáis visto la película “Avatar” pero probablemente, el mensaje de la película haya caído en el olvido.

La película "Avatar" recupera el poder de la tribu, del amor, de la solidaridad, del respeto hacia los demás, hacia la naturaleza y a nosotros mismos. Constantemente se alude, a través de la incandescencia de los seres de Pandora, a una conexión energética, telúrica, de todos los seres.

Cuando se consigue conectar con el yo interior, se superan las limitaciones del cuerpo físico y se entiende que se pertenece a un mundo diferente. Como Jake cuando llega a Pandora, debemos aprender el camino al interior. Dentro de nosotros está todo el conocimiento, todos los recuerdos del árbol de las almas. Cuando descubramos quienes somos en realidad, cuando trascendamos el ego, seremos dueños de nuestro destino.

James Cameron nos hace ver que  un nuevo mundo es posible. Desde el interior, sólo desde el interior…

Hace poco recibí una serie de reflexiones sobre los valores que transmite la película. La autora de estas reflexiones, la boliviana Patricia R. S., las dedica a quienes están despertando su conciencia a este tiempo de cambios trascendentales para la humanidad. Tiempo de unión, de hermandad, solidaridad y amor. Tiempo de espiritualidad y reconexión con lo superior. Tiempo de conectarse de corazón a corazón. Tiempo de evaluación personal y revisión de nuestros valores. Tiempo de renovarse para ir con el cambio. Tiempo de no perder el tiempo. Tiempo de definiciones. Tiempo de grandes pruebas personales.

Patricia R. S. nos invita a meditar cada una de sus reflexiones:

- El cuerpo descansa, mientras nuestro ser interior vive realidades paralelas de aprendizaje. Aún durante el sueño experimentamos. La vida es aprender, crecer y realizarse como servidores de luz.

- Los impedimentos físicos, no son impedimentos para la mente. La mente puede liberarse de los obstáculos y valerse de otros medios cuando hay voluntad.

- Quien entiende su misión, reconoce que sus facultades son para servir, y se entrega con la convicción de que no estamos solos.

- Si el forastero busca ser aceptado, necesita aprender las reglas y costumbres para integrarse en un ambiente sin romper la armonía. Cada grupo humano tiene su estilo de vida. ¿Por qué no mantener la diversidad sin querer imponer lo nuestro?

- Respetemos a todas las civilizaciones, podrían tener más sabiduría que nosotros. Las creencias deben ser respetadas, nadie es dueño de la verdad absoluta.

-Necesitamos romper paradigmas y abrir la mente como si fuese un vaso vacío. “Es difícil llenar un vaso que ya está lleno”.

-La solución de nuestros problemas no está afuera, está en nuestro hogar. Si lo mantenemos en equilibrio y armonía, será nuestro mayor tesoro. Que cada uno haga su parte.


- La comunidad (común-unidad), debe mantenerse unida en torno a los que velan por el bien común. Los líderes tienen la mayor responsabilidad para lograr una reunión (re-unión) que consista en volver a unirse cada día.

- La misericordia de Dios siempre ha concedido verdaderos guías espirituales, capaces de interpretar la voluntad divina. Cuando pueden ser tomados en cuenta, los destinos de las naciones podrán tener grandes cambios positivos.

- Como dice uno de los mensajes de la película. “No han aprendido que no pueden tomar lo que quieren”. Y así puede haber quienes se justifican bajo la premisa de que “cuando el pueblo tiene lo que quieres, hazlo tu enemigo, eso justificará el ataque”.

- Invadir el espacio ajeno haciendo uso de la fuerza, refleja falta de respeto a los derechos de paz y bienestar de los demás. ¿Hay alguien que no tenga derecho a ser feliz y ocupar un espacio en el mundo, desarrollándose de acuerdo a su nivel y ritmo evolutivo?

- La ambición desmedida comulga con el egoísmo, la soberbia y la destrucción. Cuánta ceguera y dureza de corazón hay en ella. ¿Por qué desgastarnos acaparando riqueza efímera, si la perenne suele forjarse en uno mismo?

- En el universo todo es flujo, nada debe estancarse. ¿Para qué retener? ¿Cuánto tiempo se puede tener el puño cerrado, los ojos, la mente y el corazón cerrados? Que el hecho de cerrar los ojos sea para abrir el corazón y poder encontrarse a sí mismo irradiando Amor.

- La lucha dirigida al bien común, siempre tendrá ayuda de lo alto. El bien siempre gana la batalla final. Cuando lo entendamos nunca más estaremos enfrentados.

- Son elegidos para grandes misiones desde lo alto, aquellos que permiten que fluya el amor, el entusiasmo y los guíe la Conciencia Superior; con fortaleza interior, compromiso, lealtad, entrega y espíritu altruista.

- El vínculo afectivo es el principal lazo en toda relación. Si éste se pierde, no se puede hablar de unión, y para que sobreviva tiene que prevalecer el respeto.


- Así como se puede sentir el latido, la respiración, la fortaleza y la vitalidad de una criatura, se puede captar el sentir, la intención, la entrega y honestidad del otro; para que se genere confianza.

- Para hacer una plegaria y tener una respuesta, es necesario conectarse, unirse, sentir la luz en su vibración de amor. Es grandioso descubrir nuestro vínculo con la vida, y con todo. Los momentos más difíciles, encierran el gran propósito del reencuentro con la esencia de la vida.

- Propósitos altruistas necesitan de nuestra fe, para estar conectados con la luz, y así fortalecernos espiritualmente y permitir que fluyan el amor, la sabiduría y la voluntad superior.

- Si unos pueden sentir a Dios en un árbol lleno de vida y otros en un templo de material aparentemente inerte ¿qué importa? ¿No es desde el corazón que todos sentimos sin importar dónde buscamos a Dios?. Todo lo que se necesita es conectarse, el templo es cada uno, sólo tenemos que ser conscientes de que Dios está en todas partes, lo cual nos hace sagrados porque somos parte de él.

- Es la espiritualidad lo que conduce a la evolución, no la tecnología. La espiritualidad nace del corazón, la tecnología de la mente. Si no se une la mente al corazón, no se avanza, sólo se logran apariencias que llevan a la autodestrucción. Es necesario encontrar el equilibrio entre lo mental y lo espiritual.

- Lo espiritual está por encima de lo material. Lo espiritual se eleva, lo material se entierra.

- Nuestros tesoros deberían estar en nuestras raíces (familia), para que los frutos sean los mejores. Todo cambio positivo que logramos afecta a nuestro entorno, modifica y activa nuestro ADN genético, y así contribuimos a la evolución de las nuevas generaciones.

- La naturaleza está llena de vida, color, magia y amor. Si la admiramos, la sentimos con gratitud, nos llenamos de su presencia, puede transportarnos y elevarnos en el más puro amor. Entonces podemos sentir que la esencia de la vida está presente en todo, en unión de todos, en conexión permanente.

- Toda la energía es prestada, en algún momento tenemos que devolverla .

- Preservar la vida es un deber. Si vivimos en armonía y amor con la naturaleza, ella estará de nuestro lado y no será necesario defendernos de ella.

- "Veo tu interior hermano y te agradezco. Tu espíritu vuelve a Dios y tu cuerpo queda para ser parte de las personas”.  La gratitud es un acto de humildad, manifestación de amor y reconocimiento de las bendiciones recibidas. Con ella el universo se confabula a nuestro favor.

- Aprendiendo caemos, más cuando hemos alcanzado un nivel evolutivo, cuidémonos de las caídas, pues serán desde peldaños elevados. Ya tuvimos muchos ángeles caídos.

- Raza superior es aquella que teniendo los pies en el planeta, tiene la mirada en el cielo. El color de los ojos habla del origen, el color de la mirada habla del destino.


- La vibración del amor eleva, sutiliza. ¿Hay alguna fuerza superior a la del amor? Aún la voluntad si no está unida al amor, nada puede sostener por tiempo ilimitado.

- Mensaje sobre la biología del bosque: “Trato de entender esta fuerte conexión que tiene el pueblo con el bosque. Una red de energía que fluye a través de todos los seres vivientes. Comunicación electro química entre las raíces de los árboles como la sinopsis entre las neuronas. Cada árbol es una red global. Pueden subir y descargar datos, memoria”.
Todo es posible a través del flujo de la energía que todo lo penetra, y así nosotros estamos conectados al Todo. Si no somos conscientes de esa conexión y nuestra espiritualidad, podemos ser como hojas secas, que el viento las lleva donde quiere, acumulándolas en los grandes basurales de la vida. Cada cual elige.


OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE: