ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS

martes, 5 de abril de 2011

La Buena Suerte


"La Buena Suerte", de Álex Rovira Celma y Fernando Trías de Bes, es un cuento muy sencillo que va desgranando las claves de la buena suerte, las claves de la prosperidad. El mago Merlín cita a todos los caballeros de un reino y les informa de que en el bosque encantado nacerá en el plazo de siete días un trébol mágico de cuatro hojas, que es el trébol de la suerte ilimitada; a quien lo encuentre le sonreirá la suerte durante toda su vida en los negocios, en la guerra o en el amor.

De todos los caballeros, sólo dos aceptan el reto porque el bosque encantado es enorme, el trébol es diminuto y no hay ninguna pista.

Uno de los caballeros viste de blanco y se llama Sid, que es la afirmación, el sí, mientras que el otro prefiere el negro y se llama Nott, que es la negación.

Los caballeros van por el bosque encontrando toda una serie de personajes (el agua, la piedra, la tierra, el árbol, la roca...), y cada uno va facilitando a los dos caballeros exactamente la misma información. La diferencia estriba en que el caballero negro no hace nada, sino que espera a que otros le traigan la buena suerte, mientras que el caballero blanco, en cambio, va pensando qué tiene que hacer con esa información para que la buena suerte llegue.

Es lógico imaginarse que, al final, el caballero blanco hallará el trébol. Sin embargo, no es así, no lo encuentra. La historia tiene un final revelador, que nadie espera.

El libro finaliza con un capítulo titulado Decálogo, síntesis y nuevo origen de la Buena suerte.

Reglas de la Buena Suerte:

1ª La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti. La buena suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

2ª Muchos son lo que quieren tener buena suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

3ª Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la Buena suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

4ª Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

5ª Si "dejas para mañana" la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso... ¡Dalo hoy!

6ª Aún bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias…, ¡pero imprescindibles!

7ª A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

8ª Nadie puede vender suerte. La buena suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte.

9ª Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía.

10ª Crear Buena suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre esta ahí!

Síntesis:

Crear Buena Suerte únicamente consiste en...¡Crear circunstancias!

El nuevo origen de la Buena Suerte:

Dado que crear Buena Suerte es crear circunstancias... La Buena Suerte solamente depende de ti. A partir de hoy, ¡tú también puedes crear Buena Suerte!

Y recuerda que... El cuento de la Buena Suerte no está en tus manos por casualidad.



OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE:


No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada